La figura del EDITOR DE MESA es fundamental 
EditaloContigo - autoedicion

Santi, como le llamamos en esta casa, es el encargado de mirar más allá de los detalles para que todo tenga coherencia en las ediciones

para que la edición tenga estructura y coherencia
¡TAMBIÉN EN LA AUTOPUBLICACIÓN!

Artículo escrito por Santi Carratalá Salso. Editor adjunto de la Editorial EdítaloContigo

Tras muchas horas de esfuerzo y reflexión, de inspiración, de miedo al folio en blanco y de euforia creativa, por fin, la obra está terminada. Tienes ante ti todo un universo de personajes, argumentos y acciones plasmadas en un montón de hojas. Has decidido, además, impulsarla en EdítaloContigo y que tu obra se convierta en un libro. ¡Qué alegría! Pero ¿qué van a hacer en este proceso? ¿Lo imprimirán con unas tapas y ya está? Tu obra va a pasar por un proceso minucioso, muy centrado en el detalle, y tratada con mucho mimo. Tienes derecho a conocer este proceso de autopublicación y saber qué vamos a hacer con tu texto para que se adecúe a unos mínimos de formato que hagan que pueda convertirse en un libro maravilloso.

El primer paso de toda la cadena pasa por una primera lectura del manuscrito. Esta parte es muy importante porque va a ser la primera lectura ajena a ti que se haga de tu obra, con la suficiente distancia, sin anteojeras, prejuicios o predisposiciones con la misma, por lo que será más fácil detectar y corregir aquellos elementos que puedan dificultar su comprensión a nivel tanto literario como ortográfico y gramático. Un léxico adecuado al tema y género, una sintaxis correcta, la verosimilitud o la buena ortografía son necesarias para que tu mensaje llegue limpio al lector. Por eso, este trabajo irá muy de la mano contigo, puesto que, aunque te ayudaremos a llegar mejor al lector, nadie conoce la obra mejor que tú. ¿Cómo se puntúa este diálogo? ¿Cómo arreglamos esta cacofonía? ¿Esta palabra va en cursiva o con comillas? ¿Cómo quitamos todos los dobles espacios que se han podido colar? ¿Cómo expreso esta idea tan compleja de forma comprensible?

Una vez tenemos el texto definitivo, es el momento de convertirlo en una mancha de tinta. ¿Cómo? ¿Después de todo el trabajo vas a ensuciar mi texto? ¡En absoluto! Lo que vamos a hacer es diseñar los interiores y maquetarlo. Ya que el texto es definitivo, importa que ahora ocupe un lugar y con una forma armónica dentro de las hojas que contendrá el libro. Elegir una fuente adecuada, una caja que permita la lectura fluida sin fatigar el ojo, evitar un texto demasiado apretado o con demasiado espacio, poner unos títulos de capítulos bonitos… Todo esto es lo que dará un valor estético añadido al libro que lo hará más apetecible ya no solo por la experiencia literaria, sino como objeto. Por supuesto, aquí también diseñaremos la cubierta. Tiene que expresar en una imagen el contenido, pero también debe hacer apetecible su lectura con el texto de la contracubierta. ¡Que no se nos olvide poner unas solapas, un lomo con las medidas correctas según el número de páginas y el código del ISBN! También queremos que nos ayudes en este proceso. Vamos a sugerirte algunas ideas para la cubierta, pero como nadie mejor que tú conoce la obra, seguro que ya tenías algo pensado.

¿Y eso es todo? Casi. Este momento es crucial. Una vez tengamos tu visto bueno, hay que acordar con la imprenta el número de páginas que se van a imprimir, el formato, el tipo de papel en función del tipo de obra…

¡Ya casi puede olerse el papel ahuesado mojado en tinta!
Editorial Editalocontigo

Seguros de una autopublicación sin prejuicios y sin complejos en lo que hacemos