Es bien sabido entre los escritores debutantes y aquellos que aún no acumulan cierto volumen de obra o incidencia entre los lectores que la distribución de los ejemplares puede suponer un escollo a salvar de dimensiones mayores que la propia creación literaria. En cierto sentido esto representa la dificultad de penetrar en el mercado para el escritor novel pero también denota desconocimiento en el proceso de distribución y cómo aprovecharse de sus peculiaridades para alcanzar el éxito del libro que se desea compartir.

El proceso de distribución tiene lugar después de haber plasmado la obra en papel o electrónicamente. Hay tres opciones disponibles: la distribución propia, la distribución mediante agente literario y la distribución gracias a una editorial con competencias de distribución o empresa distribuidora.

Las empresas distribuidoras bien afianzadas en el tejido mercantil literario son la solución a la que un escritor que busque la fama y que su obra sea bien recibida debe aspirar. Estas empresas han creado a lo largo de décadas de negociación y transacciones comerciales un tupido entramado de relaciones interempresariales, no sólo con los establecimientos de venta, ya sean librerías, grandes superficies u otras cadenas distribuidoras con las que tengan convenios de colaboración, sino que además tienen contacto con autores consagrados y empresas editoriales. Este es también nuestro caso, ya que trabajamos en conjunto con la distribuidora Distriforma para garantizar un buen servicio a los clientes que cuentan con nosotros no sólo para la edición, sino para alcanzar los estantes de las librerías del país.

Las empresas distribuidoras que trabajan con editoriales de libros tienen la capacidad de colocar una determinada obra en un determinado lugar, atendiendo al nicho al que va dirigido y con vistas a maximizar las ventas y la difusión. Relativo a este último aspecto, dichas empresas destinan notables esfuerzos para mantener su presencia en las redes sociales y nuevas tecnologías de la información para alcanzar una mayor proyección.

Una correcta estrategia de distribución es clave para asentarse en el mundo literario, estableciendo una base a partir de la cual escalarás la difícil montaña que es llegar a ser un escritor renombrado y triunfar entre los cientos de candidatos que lo intentan anualmente. Confía en las editoriales de libros y empresas distribuidoras adecuadas y te colocarás en una posición ventajosa frente a los demás.