EL ESCRITOR E ILUSTRADOR TOMA LA PALABRA

Por DAVID PALLÁS GOZALO 

Davis Pallas - EditaloContigo

El escritor e ilustrador de la Editorial EdítaloContigo. Autopublicación

 A ver, por dónde empiezo… Pues por el principio, claro. Cuando la Editorial EdítaloContigo me preguntó si me interesaba ilustrar un libro cuya autora quería editar a través de la autopublicación en la editorial, mi respuesta fue un rápido: Claro que me apetece.

Y Paco Melero, el editor, me siguió contando el proyecto…

Se trataba de un libro de Microrrelatos escritos por la profesora Maria Julia Montes. Entonces, la idea aún me gustó más, porque en mi mochila de vida, el teatro ocupa una gran parte. Espera, que me explico… En la Escuela de teatro de Zaragoza, en la que yo me formé, realizamos muchas veces escenas o ejercicios teatrales a través de Microrrelatos: el significado y la emoción más pura en el menor espacio de palabras posible.

Eran retos. Como también era un reto muy grande este encargo. Y me conectaba dos pasiones de mi vida, la ilustración y el recuerdo del teatro. Así que sí, como imaginarás, tenía unas ganas tremendas de ponerme a ello.

Yo ya había publicado anteriormente mi cuento Los Príncipes Morados con la Editorial EdítaloContigo, y por eso, y por otras luchas que tenemos abiertas juntos y por separado, conocía bien mi trabajo. Pero este libro requería una labor completamente distinta como ilustrador. En mi cuento era yo el que escribía, pensaba y dibujaba, así que sabía en todo momento lo que quería y yo era quien me juzgaba. Ahora me tocaba estar a merced de los deseos de otra persona y darle toda la magia que necesitase para que se convirtiese en el hermoso proyecto que tenía en su cabeza.

Ser ilustrador significa estar abierto en todo momento a cambios y nuevas formas de expresar el arte (en realidad, ese creo que es el camino de cualquier artista, sea cual sea su rama). Pero de repente llega ante ti un reto que va todavía más allá de innovar o de buscar nuevos modos de llegar al espectador: llega el momento de vivir el arte a través de los ojos de otro artista. Y es algo maravilloso. Hasta ahora podía hacer encargos de retratos o ilustraciones con pautas de los clientes, pero siempre era a través de mi arte, de mi visión. Reconozco que, por puro respeto a su autora (y creo que esto nunca debe perderse), tuve miedo de que mis ilustraciones no conectasen con lo que ella tenía en mente.

Pero no ha sido así. Antes de comenzar a realizar las siete ilustraciones del libro, busqué muchos ejemplos de la estética en blanco y negro que creía que ella esperaba de mí, casi como grabados, pero todavía más sutil. La idea que tuve en mente ante todo este proyecto, ante cada ilustración, era mostrar un aliento de las palabras del microrrelato que lo antecedía. Leía cada microrrelato una y otra vez para impregnarme de lo que creía que quería mostrar con la ilustración que me pedía y con su texto. Esto me llevaba de nuevo un poco a los ejercicios como actor con microrrelatos, buceando en el significado de las palabras para quedarme con la esencia para interpretarlo.

¿Ves?, aquí no es tan distinto, debo quedarme con la esencia para dibujarlo. Si un microrrelato te enseña solo lo necesario e importante para el autor, la ilustración debía ser así también. Ilustraciones con sombreados inacabados, sutiles, y con la sensación de estar perdidas entre las pocas palabras de cada texto. Y he de decir que he disfrutado como un niño. Porque gracias a este proyecto he redescubierto otra forma de ilustrar, con un estilo completamente distinto a lo que estoy acostumbrado a hacer normalmente. Y eso, creo que nos hace crecer, no quedarnos en lo que ya controlamos, buscar y arriesgarse.

Hay veces en que la valentía para arriesgarnos viene de un tirón de la mano por parte de Paco Melero para un proyecto tan bonito como Microrrelatos, de Maria Julia Montes.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL ILUSTRADOR: PINCHA AQUÍ

INFORMACIÓN SOBRE SU OBRA PUBLICADA EN EDITORIAL EDÍTALOCONTIGO: PINCHA AQUÍ

David Pallás - Editorial Editalocontigo