Ana García acaba de aterrizar en el equipo que conforma la Editorial EdítaloContigo. Si el azar vital hizo que editorial y diseñadora gráfica se conocieran, fue la pasión por la edición de los libros, y el afán profesional, quien los llevó a iniciar esta nueva andadura. Ana García conoce muchísimo de todas las cuestiones técnicas relacionadas con la maquetación de libros, diseños, etc., por eso estamos convencidos de su labor. Además, pone todo su empeño para acaparar la atención de todos los detalles de edición. Desde aquí queremos darle una calurosa bienvenida, seguros de que encajará perfectamente en la editorial, en su filosofía de calidad, en su amor por las obras literarias.

PREGUNTA: Ana, hace muchos años que te consolidaste como profesional del Arte Gráfico… cuéntanos en qué consiste tu trabajo en la editorial.

RESPUESTA: Lo primero de todo es agradecer a Paco y a todo el equipo de EdítaloContigo la calurosa bienvenida y el trato tan amable que he recibido desde el primer día. Me siento muy afortunada. Te respondo: como encargada de lo que llamamos “arte”, tengo que maquetar (esto es, dar forma) a los manuscritos de los autores, ya revisados, que normalmente vienen en archivos de Word. Tras pasar por mis manos tendrán forma y organización de libro, pero aún están digitalizados. Cuando tenemos todo aprobado por el escritor, genero un archivo especial para imprenta y ahí comienza el proceso de reproducción. Lo mismo hago con las cubiertas. Dependiendo de la temática y del argumento de la obra, se piensa en un diseño que genere interés, que despierte la curiosidad del potencial lector y que sea estéticamente atractivo. A veces los escritores tienen ya una idea muy definida de lo que quieren, aunque se suelen dejar orientar. Al final de esta fase también se genera un archivo especial para imprenta, igual que hacemos para el interior.

PREGUNTA: Hace muy poquitas semanas que iniciaste tu labor en la Editorial EdítaloContigo, ¿cuáles son tus expectativas? ¿Qué valoración personal y profesional haces de tu experiencia hasta ahora?

RESPUESTA: Lo que yo espero con mi trabajo en la Editorial EdítaloContigo es que se produzca un crecimiento hacia arriba tanto de las experiencias profesionales que ya tengo, como de las relaciones personales que estar aquí me pueden suponer. Hasta ahora, cada libro ha sido un nuevo reto, una nueva experiencia de la que he aprendido, y un producto del que me siento orgullosa. Por otra parte, trabajar con Paco Melero es muy fácil porque procura facilitarme mucho las cosas y es muy profesional, además de una persona excelente que se preocupa de verdad por los autores. Le encanta este trabajo, al igual que a mí, y por eso yo creo que la relación es tan buena y satisfactoria. En resumen, lo vivido hasta ahora ha sido muy positivo.

PREGUNTA: Resulta sumamente interesante la perspectiva que por tu trabajo tienes de las obras literarias que llegan a la editorial. Tu labor profesional comienza una vez que los textos están editados y corregidos, ¿sientes la responsabilidad de que lo que tienes entre manos es el trabajo y el esfuerzo de un escritor a veces de años?

RESPUESTA: Por supuesto. Lo sé de buena tinta porque de mayor yo también quiero ser escritora. Para mí la creación literaria va más allá de un mero contar cosas o poner una palabra detrás de otra. Creo sinceramente que en los libros los escritores dejan partes de su alma, que recogen todos aquellos que los leen. Ese momento de encuentro entre dos personas que pueden estar incluso en dos planos espacio-temporales distintos se produce a través de ese objeto que llamamos libro, y que actúa como nexo de unión. De ahí la importancia de la forma. Deberá facilitar que el contenido, que es lo verdaderamente esencial, llegue a su destino de una manera bella y lo suficientemente elegante como para ser discreta y que no se note que está aunque esté.

PREGUNTA: La Editorial EdítaloContigo se esfuerza por llevar a cabo un trabajo serio, profesional y acorde con lo que los escritores esperan de sus publicaciones, ¿en qué consiste una buena maquetación profesional?, ¿qué la distingue de un trabajo mediocre?

RESPUESTA: Pues más o menos te lo he contestado arriba, pero veo que me preguntas por algo más técnico. Para mí, lo más importante es que la maquetación pase desapercibida hasta un cierto punto. Esto suele ocurrir cuando escogemos fuentes que sean adecuadas para la lectura, fuentes con un buen diseño que no cansen la vista. No deben tener un tamaño ni muy grande ni muy pequeño para el ancho de columna con el que contamos. Hay que pensar en los espacios en blanco que debe haber, es decir, márgenes, interlineas, separación de capítulos, páginas en blanco al inicio y al final… El texto tiene que “respirar” y estar adecuadamente presentado. En las cubiertas siempre tenemos algo más de libertad, pero también se respetan ciertas convenciones para que la labor informativa de esta parte del libro sea eficaz y refleje adecuadamente el tono con el que queremos dirigirnos al lector.

PREGUNTA: Lógicamente, casi no te ha dado tiempo a aterrizar en la editorial. Sin embargo, ya has realizado algunos trabajos de edición completos y estás inmersa en otros, ¿qué te han parecido?, ¿llama tu atención conocer los textos que estás maquetando?

RESPUESTA: Pues de momento, han sido libros de temáticas muy diferente y poco parecidos entre sí. Lógicamente, yo no puedo leer el texto en su totalidad, y de ahí la importancia de la comunicación con Paco. Él es el que mejor me orienta sobre el contenido del libro, yo le pregunto todas las veces que hace falta, probamos una solución, otra, implicamos al autor, y así vamos consiguiendo que el producto visual sea el mejor posible. También es cierto que no puedo evitar leer lo que tengo entre manos cuando estoy trabajando, y lógicamente esto también me ayuda a clarificar por dónde tengo que ir.

PREGUNTA: Tenemos una curiosidad: nos gustaría saber, dada la ingente cantidad de detalles que hay que tener en cuenta para realizar una maquetación profesional, dónde está la mayor dificultad en tu trabajo.

RESPUESTA: No hay realmente una dificultad específica. Una vez que se conoce la herramienta informática lo complicado es utilizarla, como te he dicho antes, de manera que sea la mejor voz del autor. Como tú bien dices, hay que tener en cuenta muchos detalles que no se pueden pasar por alto, eso quizá sea lo que más me cuesta al final: que no falte ni sobre nada, que todo esté en su sitio, que haya quedado todo bonito, que los tamaños sean los que tienen que ser…

PREGUNTA: Y continuando con las curiosidades… ¿cómo es el entendimiento con un editor? ¿Cómo se produce esa milagrosa simbiosis entre texto narrativo y técnica gráfica para que el resultado sea una buena edición literaria publicada? ¿Es cierto que ha de haber buen entendimiento para que ese resultado pueda darse?

RESPUESTA: Pues como en todos los aspectos de la vida, lo importante es la comunicación y que todos los implicados en una tarea trabajen con la vista puesta en una misma dirección. En mi caso, creo que también ayuda mi propia visión del mundo editorial, en el sentido de que necesito de la lectura para encontrarme bien, me encantan los libros como objetos en sí y me parece que encierran una belleza que va mucho más allá de lo puramente funcional. Si entro en una librería puedo estar horas mirando y curioseando, no noto el pasar del tiempo. Lo mismo que me ocurre cuando estoy inmersa en una lectura que me tiene atrapada. Así que fíjate lo contenta que estoy de poder poner lo que sé de maquetación y diseño al servicio de este trabajo que gira en torno a los libros. En eso coincidimos Paco y yo claramente, y además a nivel personal hemos conectado muy bien, así que las cuestiones técnicas se resuelven con relativa facilidad.

Ana es amable y de muy buen carácter, pero además una amalgama de conocimiento desplegado en las jornadas de trabajo. Además tiene un radar para las dificultades, puesto que no se le termina de plantear un problema cuando te expone, con toda naturalidad, las distintas soluciones. Desde la coordinación de la editorial no tienen duda de esta nueva incorporación, de ahí el convencimiento de que trabajaremos mucho en la calidad y en el tiempo.