“Necesitaba que la sociedad supiera qué hay realmente tras el abuso sexual infantil”.

¡DETENTE! es la historia de mi vida, así que lo único que tuve que hacer fue plasmar en papel mi vida, mis horrores, mis miedos, mis deseos y temores. Yo no tengo que ajustar cuentas con nadie, ya de ello se encarga la propia vida. No guardo rencor ni dolor porque eso me impediría seguir adelante. Muchas familias saben lo que hay en sus casas y lo tapan por vergüenza o porque no saben cómo afrontar estos problemas.

Lee la entrevista completa