Los lectores hablan sobre… Mari Ropero

Los lectores hablan sobre… Mari Ropero

En EdítaloContigo confiamos plenamente en el talento de nuestros autores y en la calidad de sus obras; desde que llegan por primera vez a nuestras manos, las tratamos con el respeto que se merecen y las trabajamos con profesionalidad y cariño, para que se conviertan en ediciones a la altura del genio de sus creadores.

Insistimos: nosotros siempre hablaremos maravillas —¡y con razón!— de los libros que nuestras autoras y autores autopublican con nosotros; y por eso siempre nos hace sentir muy felices y orgullosos ver que no solo los propios escritores están contentos con los resultados, sino que también los lectores y las lectoras disfrutan tanto o más que nosotros de los libros de nuestro catálogo.

Mari Ropero - EditaloContigo - ok

La escritora Mari Ropero en la Feria del Libro de Madrid

En el caso concreto de Mari Ropero, que con tres libros publicados en EdítaloContigo (Sigo tus huellas, Ellas y Cartas a Lucía) es una de nuestras autoras más prolíficas, nuestra confianza en su buen hacer y en su talento literario se ve reforzada por las muchas y muchos lectores de esta autora madrileña, que no deja de cosechar ventas y geniales críticas.

Hoy queremos que sean precisamente los lectores quienes hablen de Mari Ropero y de sus obras, así que os dejamos a continuación una colección de opiniones, publicadas en Amazon —donde, por cierto, puedes comprar todos los libros de Mari.

 

Esto es lo que dicen las lectoras y los lectores sobre Sigo tus huellas (EdítaloContigo, noviembre de 2017), la última novela de Mari:

Todo un mar de sentimientos rebosando página a página. Hacía mucho que no me enamoraba una novela de este modo. Espero tu próxima historia ansiosa, no te demores, Mari Ropero.

Paloma

 

Es una historia que se saborea, a veces dulce  a veces amarga. Me ha gustado mucho, también me ha dolido.
Gracias por esta historia.
Felicidades.

Kaiza

 

Algunas opiniones de Cartas a Lucía (EdítaloContigo, noviembre de 2015):

Buscar palabras adecuadas para describir cómo me he sentido leyendo este libro es complicado. He reído, he llorado, he tenido miedo y hasta taquicardia leyéndolo, lo recomiendo a todo el mundo, no solo a la comunidad LGTB. Muchas gracias, Mari Ropero, por tan fantástica obra, y felicidades por tener esa familia tan maravillosa: Lucía, Blanca, Patricia, «abu», Raquel… Confío en que sigas regalándonos más historias.

María José Ruiz

 

(…) Un estilo tibio y cálido que viene de la mano de personajes vitales y con mucha relevancia en el transcurso del argumento. La madre de Lucía, su «abu», figuras familiares fundamentales para nosotros con las que es sencillo sentirnos identificados y evocarnos ese ambiente hogareño. Las amigas de Lucía, que suponen una distracción vital para ella. Y el amor, que llega a su vida de repente, sin quererlo y sin pensarlo.

Un libro escrito con cariño y con verdad, letras íntimas que evocan recuerdos. Plagadas de dolor, sí, pero también de la luz de la esperanza.

M. B. Vigo

 

 

También hay buenas críticas para Ellas (EdítaloContigo, septiembre de 2013):

Lo recomiendo, un libro lleno de sentimientos y mucha pasión. El amor siempre triunfa. Te traslada y te sumerge en la historia. ¡Me ha encantado!

Yolanda

 

Lo fascinante de Mari Ropero es la naturalidad y la franqueza con la que plasma la realidad y los sentimientos. Cómo manipula al lector, jugando con él, mientras nos expone a diferentes situaciones en las que ansiaríamos poder gritar con fuerza a las páginas para cambiar el curso de la historia. Todo esto, con dos perfectos cuadros de fondo: la hipnótica ciudad londinense y la vorágine mágica

e Madrid, que forman el escenario perfecto para una relación tan especial como ellas mismas (…).

M. B. Vigo

 

Me ha encantado. Una historia increíble que desde el primer capítulo te mantiene en tensión. Con ganas de leer un poco más en cada momento. Muy entretenida y divertida. De 10, la verdad.

Lourdes

 

Leyendo todas estas maravillosas críticas, ¿no te entran ganas de correr a comprarte los tres libros de Mari y leértelos de un tirón? ¡A nosotros sí!

 

 

Literatura LGTBI: algo más que una etiqueta

Literatura LGTBI: algo más que una etiqueta

Por Marta Vega

«Las ideas están ahí, luchan por salir y acaba siendo una necesidad como respirar: una necesidad y un reflejo involuntario, pero necesario para vivir. Si, además de dejarlas salir, juegas con ellas a darles forma, el placer es mayor. También es como una forma de vivir otras vidas e, incluso, muchas veces, una vía de escape, una terapia». Así responde Gemma Jordan cuando le preguntamos por qué escribe; poderosas razones, las suyas. La escritora valenciana, autora de A la luna de Valencia e Hijos del insomnio, describe los que, a bien seguro, son los sentimientos de muchos escritores, por no decir todos: escribir como una necesidad, una pulsión. Escribir es vivir, en definitiva.

Gemma Jordán, con un ejemplar de su A la luna de Valencia

Gemma Jordán, con un ejemplar de su A la luna de Valencia

En la familia que somos EdítaloContigo, Gemma forma parte de un grupo de mujeres que escriben sobre mujeres… que aman a otras mujeres. Y otras muchas historias, claro. Pero nos enorgullece especialmente (y utilizamos este verbo con toda la intención del mundo) ser la casa de estas autoras por contar en nuestro catálogo con tantas obras LGTBI. Mari Ropero (Ellas, Cartas a Lucía, Sigo tus huellas), Natàlia Cremades (Ella es Mía) y Adriana Marquina (Bendita Gloria) son otras tres escritoras que suman a este grupo y que un buen día sintieron que sus historias necesitaban tocar a otros.

Y menos mal.

Mari solo se recuerda a sí misma escribiendo, incluso «antes de haber aprendido». Natàlia llenaba diarios ya desde muy niña. Para Adriana, escribir es algo más visceral: «Siempre me ha gustado inventar historias, pero no puedo ponerle fecha, simplemente es algo que forma parte de mí». Sus razones son lo de menos: lo importante es que estas mujeres escriben y comparten con nosotros lo que escriben. Porque, siendo sinceros, necesitamos leer sus historias casi tanto como ellas necesitan escribirlas.

Mari Ropero - EditaloContigo - ok

La escritora Mari Ropero en la Feria del Libro de Madrid con dos de sus tres novelas

No se me ocurre mejor manera de explicar el porqué de esta necesidad que hablándoos sobre una serie que empecé y terminé de ver la semana pasada en Netflix: Everything sucks. OJO: ¡SPOILERS! Una de los protagonistas es Kate. Oh, Kate: con catorce años se enamora locamente de otra chica. Y está llena de dudas y de miedos, como es lógico (adolescente lesbiana en los 90…). Pero, una noche, en un concierto de Tori Amos, ve entre el público a dos mujeres besarse, y… magia: Kate ya tiene un referente y sabe que lo que siente no es nada malo.

Y es que sentirse representado es fundamental. Hace unos años, encontrar referentes era muy complicado; si tenías la suerte de tener Internet en casa (y te dejaban usarlo con libertad), podías leer fan fiction, sobre todo, y, con suerte, ver algún vídeo. Pero la visibilidad LGTBI ha dado pasos de gigante en los últimos años: cada vez vemos más personajes homosexuales (y, poco a poco, bisexuales) en el cine, en la televisión y en el teatro; y, aunque a veces parece que estén puestos ahí para llenar un cupo, lo cierto es que contribuyen enormemente a una visibilidad que es importantísima. Pero, y a los que nos gusta leer, ¿qué? Esos tenemos la literatura LGTBI, que es más que una etiqueta: es el lugar en el que nos encontramos todos los que gustamos de leer sobre nosotros mismos.

A lo mejor el problema está en que estamos llamando «etiqueta» —con todas las implicaciones negativas del término— a lo que deberíamos llamar género; novela romántica, novela de misterio, novela rosa, novela histórica… y novela LGTBI, sin más.

Adriana Marquina, autora de Bendita Gloria

Adriana Marquina, autora de Bendita Gloria

El tema de las etiquetas es peliagudo. ¿Son buenas o son malas? ¿O deberíamos huir de posiciones tan maniqueas? «Las etiquetas te limitan, pero también te especializan —dice Gemma—, te focalizan ante un público, pueden ayudarte a vender mejor (que no más) la obra…». A lo mejor el problema está en que estamos llamando «etiqueta» —con todas las implicaciones negativas del término— a lo que deberíamos llamar género; novela romántica, novela de misterio, novela rosa, novela histórica… y novela LGTBI, sin más. Sea como fuere, «etiquetar» un libro, enmarcarlo en un género determinado, es una forma de acercarlo a un lector ávido de historias que le hagan sentir y vibrar.

Aunque ninguna de nuestras escritoras tiene problemas con que la «etiqueten» dentro del género LGTBI, sí insisten en que, ante todo, son escritoras, sin añadidos. Y escriben sobre cosas que conocemos y sentimos todos. «Yo he tenido la suerte de encontrarme con tres historias maravillosas de mujeres —comenta Mari—, con los miles de conflictos y miedos que tenemos todos: mujeres y hombres». El problema, afirma Natàlia, es que la gente «no vea más allá de esa etiqueta, sería muy simplista». Y tiene razón: para leer una novela negra no necesitamos tener un historial criminal, ni los que hemos leído y disfrutado con El Hobbit coleccionamos anillos. Si te gusta leer y te interesan los sentimientos y las relaciones humanas; si te interesa la vida, entonces estos libros también son para ti, te definas como te definas. Dicho esto, la función normalizadora y de visibilización que ejerce en la sociedad la literatura LGTBI es innegable: cualquiera de las novelas de estas cuatro escritoras manda un mensaje claro: en palabras de Adriana, «no pasa nada, es normal y sí es amor lo que sientes». Un mensaje que, tristemente, aún es necesario.

«Mi percepción es que en la literatura quizá estamos un paso atrás. En la televisión y en el cine es más fácil que un personaje LGTBI tenga visibilidad, que se le reconozca, que les shippeen…», opina Natàlia. Sin embargo, este panorama está cambiando a pasos agigantados gracias a Internet y a las redes sociales; ahora es todo mucho más fácil. «Si tienes acceso a Internet —dice Gemma—, puedes indagar un poco y encontrar obras de autoras autopublicadas que difunden y venden su trabajo por la red». Adriana sí buscó referentes en la literatura en su momento y, aunque no le resultó fácil, los encontró; aunque reconoce que ahora es más habitual dar con personajes que son homosexuales, pero cuya pertenencia al texto no tiene nada que ver con su condición sexual. Es decir, la literatura LGTBI existe, está cada vez más consolidada y, por suerte, es cada vez más fácil acceder a ella. Para Mari, estas historias LGTBI cumplen un papel muy importante y sus autoras tienen cierta responsabilidad, «nuestros personajes son necesarios para descartar prejuicios que todavía caminan a nuestro lado».

Mari Ropero: «Nuestros personajes son necesarios para descartar prejuicios que todavía caminan a nuestro lado».

Natàlia Cremades, autora de Ella es Mía

Natàlia Cremades, autora de Ella es Mía

En EdítaloContigo nos gusta pensar que tenemos algo que ver en esa labor de normalización tan importante que hacen estas autoras. Muchas de ellas son noveles o tienen dificultades para ser publicadas por editoriales convencionales, así que la autopublicación les da la merecidísima oportunidad de sacar adelante sus libros. Gemma lo tiene claro: «si no fuera por la autopublicación, no sé si podría haber visto la luz más que una cuarta parte de la literatura LGTBI». Y eso sería una auténtica lástima, porque las novelas de estas mujeres, más allá de géneros y etiquetas, contienen historias que hablan sobre todos, mujeres y hombres, gays y heteros, pequeños y grandes. Son buenas historias, en definitiva, sobre personas.

Y parece que estamos de suerte, porque nuestras cuatro autoras han confesado tener proyectos entre manos: Mari, un cuento infantil; Gemma, una novela distópica y otra que vendría a completar una trilogía que comenzó con A la luna de Valencia; Natàlia, la segunda edición de Ella es Mía, que verá la luz en marzo; y Adriana está en un momento en el que tiene todos los proyectos del mundo (¡queremos leerlos!). Desde EdítaloContigo os animamos: escribid, escribid y escribid. Y ojalá seamos nosotros los que os ayudemos, una vez más, a publicar vuestras historias. Gracias.

Diversitrópolis. Celebrando la segunda edición de nuestro cuento infantil

Diversitrópolis. Celebrando la segunda edición de nuestro cuento infantil

We-Editalocontigo

Paco Melero. Editor

 

Hablamos con Paco Melero, editor de EdítaloContigo Editorial, sobre la reciente publicación de DIVERSITRÓPOLIS, un cuento infantil que en apenas dos meses está en su segunda edición.

PREGUNTA: Este encuentro se produce alrededor de una obra, un cuento infantil, DIVERSITRÓPOLIS. Empecemos por las presentaciones: ¿quién es su autor?, ¿qué puedes decirnos del cuento?

EDITOR: La autoría de este precioso título no recae en una sola persona, sino que son tres los creadores que han llevado a cabo el contenido que los más pequeños encontrarán en el interior de sus páginas: Ana Belén Castilla Pérez, Luis Miguel Castaño Hierro y las ilustraciones de Auxiliadora Martínez Ruiz. Sí es cierto, además de una entrañable alegría, que Luis Miguel Castaño Hierro ya ha publicado en más ocasiones en Editorial EdítaloContigo. En concreto, publicó otro cuento infantil, La montaña azul, que está teniendo un recorrido fantástico, se ha reimpreso en cinco o seis ocasiones y está en su tercera edición. De hecho, hubo que sacar una tirada exprés para su venta en el Rastrillo Nuevo Futuro de Sevilla, hace unos días.

Cartel - web

Volviendo a DIVERSITRÓPOLIS, diré que es una historia que habla de la diversidad entre personas y cómo su naturalidad mejora el mundo. Todo ello en un lenguaje que los niños puedan entender e interiorizar. Esta diversidad no desciende sobre un aspecto concreto, sino que es mucho más ambicioso, es una cuestión de actitud ante todo. Por otra parte, la trama ocurre en una nave espacial y en un viaje entre mundos diferentes… que no incompatibles por el hecho de mostrarse distintos. Esa es la clave que los tres autores han sabido tocar y que tan buena melodía desprende.

PREGUNTA: ¿Cuál fue la impresión del equipo editorial cuando os llegó el texto?

EDITOR: Bueno, ten en cuenta que ya conocíamos a Luis Miguel Castaño Hierro y que el éxito de su anterior publicación, La montaña azul, era una garantía de expectativas. Luego todo ello se confirmó, contando además con la aportanción de Ana Belén Castilla y los preciosos trazos de Auxiliadora Martínez. En realidad, en seguida que llegó el manuscrito y las imágenes a la editorial lo revisé y fue muy emocionante descubrir que teníamos por delante una nueva oportunidad de realizar una labor que nos encanta y que además nos hace disfrutar mucho.

Por otra parte, es importante señalar que todo esto que describo transita en doble dirección. Es decir, Luis Miguel ya había trabajado con EdítaloContigo y había quedado muy satisfecho, por lo tanto debíamos acoger el reto de superarnos a nosotros mismo: eso es tan emocionante como perturbador.

Autor - web-editalocontigo

Luis Miguel en Nuevo Futuro. Sevilla

PREGUNTA: ¿Cómo es el día a día de la edición de un cuento infantil como DIVERSITRÓPOLIS?

EDITOR: Es un trabajo muy hermoso, esa es la realidad. No sé muy bien cómo explicar lo que ocurre en EdítaloContigo, es algo fantástico y que hemos conseguido hacer entre todos. Me refiero a que en el equipo de la editorial tenemos la sensación de que solo trabajamos con una obra cada vez, aunque en ese momento estemos afanados en varias. DIVERSITRÓPOLIS es un claro ejemplo de ello. A mí, como editor, me toca analizar la edición, detectar necesidades y repartir tareas para cubrirlas. Luego me toca revisar esa labor e ir ensamblando el trabajo de muchos en un proyecto único y unitario; y esto con cada edición. Sin embargo, cuando nos reunimos, advierto que el diseñador conoce el texto, que el corrector sabe perfectamente dónde va cada imagen, que el maquetador ha hablado con el corrector para sugerirle esta u otra idea y que en el departamento de comunicación han enviado una lista de posibles mejoras que nada tienen que ver con su obligación pero lo convierten en una responsabilidad. Trabajar así no tiene precio.

PREGUNTA: ¿Cómo has conseguido llegar a ese punto de complicidad profesional en tu equipo?

EDITOR: Esa pregunta es muy fácil de responder: por una cuestión personal de cada uno de los que trabajan en la editorial. Esa sintonía, más allá de lo profesional, es pura generosidad y entusiasmo por parte de los profesionales que tengo la suerte y el privilegio de dirigir.

Volviendo a DIVERSITRÓPOLIS, nuestro cuento, en seguida que organicé el trabajo, cada uno estaba en su labor y aportando ideas y apoyo al que había de llevar a cabo el siguiente paso.

PREGUNTA: ¿Cómo crees que verán los más pequeños este título?

EDITOR: Bonito y con mucho interés. Todos los que hemos colaborado, en el proceso que sea, en la edición de este cuento, hemos intentado y conseguido poner lo mejor de nosotros mismos para que el niño que abra sus páginas diga, sencillamente: ¡Qué chuli! ¡Mira lo que dice!

Además, ya tenemos la experiencia de La montaña azul, donde muchos padres han llamado para preguntar dónde conseguir el cuento. Quiero decir que DIVERSITRÓPOLIS está creado, ilustrado, editado y publicado para disfrute y aprendizaje de los niños y tranquilidad de sus padres.

Tercera-editalocontigo-web

PREGUNTA: Volviendo a la pregunta anterior, ¿la realidad de la edición es consensuada con los autores?

EDITOR: Siempre, siempre, siempre; radicalmente. Cuando hablo con los autores, en este caso Luis Miguel, ya les anticipo que en esta editorial no nos dedicamos a ser una mera cadena de producción, sino que el autor tiene que participar activamente a lo largo del proceso y cuando este lo requiera. De hecho, en el caso de DIVERSITRÓLIS eran tres los autores que debían participar; y lo hicieron. Hubo que hacer cambios, rehacer lo hecho, proponer modificaciones y nunca, nunca lo vimos como un problema o un retraso sino como una oportunidad de mejora. Además, el maquetador de este texto, nuestro gran amigo Santi Carratalá, era el primer entusiasta con cada mejora que se iba introduciendo.

PREGUNTA: Acaba de salir a la venta la SEGUNDA EDICIÓN de este título. Imagino que es una satisfacción este hecho para un editor.

EDITOR: Bueno, en realidad no se trata de autocomplacerse, sino de advertir que se tomaron buenas decisiones en la edición y de que además los autores han sabido abrirse paso en el difícil mundo de la venta de libros. No es mérito de la editorial más allá de su trabajo, sino de los autores, que han creído en sí mismos y en la edición que han sacado al mercado.

Insisto, el mérito es del autor y yo, como editor, lo que hago es agradecer que comparta conmigo esa alegría. Es impresionante la labor de un autor y este puede estar seguro de mi apoyo en la promoción en Redes, carteles, invitaciones, orientación, etc.

Por supuesto, Marta Vega, nuestra responsable de comunicación, sí tiene que ver en la divulgación de las obras, por lo que también extiendo mi agradecimiento hasta su profesionalidad.

PUEDES ADQUIRIR ESTA OBRA PINCHANDO AQUÍ

Agradecemos a Paco Melero este ratito en medio de su trabajo y nos quedamos con las ganas de leer DIVERSITRÓPOLIS. Por cierto, nos encanta su cubierta.

El “sabor” de una nueva publicación

El “sabor” de una nueva publicación

Nos acercamos a la fecha de publicación de la obra de la autora Nira Suárez. Cuando Nira nos propuso la publicación de su obra, SMOOTHIES, y todo quedó listo para iniciar la edición, un sinfín de colores… sabores… y alegría entró en la Editorial EdítaloContigo.

Hemos de decir que Nira Suárez es la amabilidad hecha persona y entusiasmo. Nos habló de su proyecto, nos hizo todas las preguntas y obtuvo de la editorial todas las respuestas, se sinceró sobre sus miedos, sobre su desconocimiento acerca de la edición… Pero luego fue creciéndose y a cada dificultad (hubo de repetir todas las imágenes) puso una buena solución. Nuestro editor la animó, la apoyó y le hizo creer en su potencial.

Hoy, unos meses después de aquellos primeros momentos, casi podemos acariciar los ejemplares de su obra.

SMOOTHIS es un libro de recetas de “batidos” de enorme sabor y muy saludables. En cada una de sus páginas queda reflejada la manera de hacerlo y una imagen del aspecto que han de tener cuando se han realizado. Lo cierto es que resulta difícil imaginar que algo tan sencillo pueda tener un aspecto tan hermoso y que además sea tan beneficioso para la salud. En una época como esta, en la que ni siquiera sabemos muy bien qué estamos bebiendo cuando compramos productos prefabricados, es alentador adentrarse uno mismo en la artesana costumbre de hacerse el propio alimento. Insistimos, es saludable y es muy atractivo.

Desde estas líneas llamamos la atención de todos nuestros lectores para que se interesen por este libro, pues no solo es una obra de arte del color y del sabor, sino que además es un bien para la salud.

Muy pronto a disposición de quien quiera adquirirlo.

La realidad de una obra autopublicada

La realidad de una obra autopublicada

Por Editorial EdítaloContigo

La escritora Paloma Alonso González-Ruano vuelve a dar en el blanco del papel, en el blanco abierto y libre de las palabras que han de ser imaginadas, decididas y escritas. Esta editorial de autoedición, EdítaloContigo, vuelve a recoger el encargo de la autora, de nuevo y como si fuese la primera vez, de darle forma de libro y transformar el encaje creativo de muchas horas de esfuerzo y talento contenidas en el manuscrito original.

Desde estas líneas agradecemos a Paloma Alonso su confianza, por supuesto, pero sobre todo agradecemos su entusiasmo, su emocionante evolución y todo cuanto nos hace aprender al equipo editorial a lo largo del proceso de publicación. Tras tres novelas editadas y publicadas en EdítaloContigo, ahora presentamos NO HAY QUINTO MALO. Relatos.

Los miembros del equipo de EdítaloContigo Editorial hemos tenido la suerte de conocer a Paloma Alonso en distintos contextos y en circunstancias diversas. Y, sin embargo, en todos ellos ha sobrevenido una sensación común: cuando Paloma no está escribiendo literatura es porque está siendo ella misma literaria. Es decir, en Paloma Alonso se da un principio fundamental del conocimiento: la imaginación es el saber universal y primario que, si quiere, puede explicarlo todo.

Por eso mismo, y haciendo plagio de lo que decía Guillén de Lorca, hemos de declarar con cierto orgullo de editorial lo que sigue: cuando uno comparte espacio con ella, con esta escritora, no hace ni calor ni frío, en ese espacio solo «hace Paloma». Así es en esta nueva obra que comenzamos a presentar y sobre la que nos gustaría hacer una seria advertencia. Esta advertencia va para nuestros lectores: NO SE LA PUEDEN PERDER.

La nueva obra de Paloma Alonso, NO HAY QUINTO MALO. Relatos, es una colección de textos desde donde la vida nos va ojeando. Exactamente eso. El lector que atraviese las líneas de este nuevo libro, se verá expuesto a emociones que una vez sintió… sin que nadie lo supiera; que una vez expresó… sin que nadie le oyera; que una vez sufrió y disfrutó… sin que nadie lo compartiera: la humanidad contenida en la pequeñez de una idea que explica el mundo que día a día construimos y sobre el que, muchas veces, nos cuesta responsabilizarnos por miedo a conocer a quien de verdad lo gobierna, es decir, conocernos un poquito más a nosotros mismos (juntos y solos).

Reserva tu ejemplar escribiendo a la editorial: info@editaloContigo.es

Conoce más a esta autora a través de su página web: www.palomaalonsogonzalezruano.com

Una labor artesanal en la autopublicación

Una labor artesanal en la autopublicación

                                              La figura del EDITOR DE MESA es fundamental 
EditaloContigo - autoedicion

Santi, como le llamamos en esta casa, es el encargado de mirar más allá de los detalles para que todo tenga coherencia en las ediciones

para que la edición tenga estructura y coherencia
¡TAMBIÉN EN LA AUTOPUBLICACIÓN!

Artículo escrito por Santi Carratalá Salso. Editor adjunto de la Editorial EdítaloContigo

Tras muchas horas de esfuerzo y reflexión, de inspiración, de miedo al folio en blanco y de euforia creativa, por fin, la obra está terminada. Tienes ante ti todo un universo de personajes, argumentos y acciones plasmadas en un montón de hojas. Has decidido, además, impulsarla en EdítaloContigo y que tu obra se convierta en un libro. ¡Qué alegría! Pero ¿qué van a hacer en este proceso? ¿Lo imprimirán con unas tapas y ya está? Tu obra va a pasar por un proceso minucioso, muy centrado en el detalle, y tratada con mucho mimo. Tienes derecho a conocer este proceso de autopublicación y saber qué vamos a hacer con tu texto para que se adecúe a unos mínimos de formato que hagan que pueda convertirse en un libro maravilloso.

El primer paso de toda la cadena pasa por una primera lectura del manuscrito. Esta parte es muy importante porque va a ser la primera lectura ajena a ti que se haga de tu obra, con la suficiente distancia, sin anteojeras, prejuicios o predisposiciones con la misma, por lo que será más fácil detectar y corregir aquellos elementos que puedan dificultar su comprensión a nivel tanto literario como ortográfico y gramático. Un léxico adecuado al tema y género, una sintaxis correcta, la verosimilitud o la buena ortografía son necesarias para que tu mensaje llegue limpio al lector. Por eso, este trabajo irá muy de la mano contigo, puesto que, aunque te ayudaremos a llegar mejor al lector, nadie conoce la obra mejor que tú. ¿Cómo se puntúa este diálogo? ¿Cómo arreglamos esta cacofonía? ¿Esta palabra va en cursiva o con comillas? ¿Cómo quitamos todos los dobles espacios que se han podido colar? ¿Cómo expreso esta idea tan compleja de forma comprensible?

Una vez tenemos el texto definitivo, es el momento de convertirlo en una mancha de tinta. ¿Cómo? ¿Después de todo el trabajo vas a ensuciar mi texto? ¡En absoluto! Lo que vamos a hacer es diseñar los interiores y maquetarlo. Ya que el texto es definitivo, importa que ahora ocupe un lugar y con una forma armónica dentro de las hojas que contendrá el libro. Elegir una fuente adecuada, una caja que permita la lectura fluida sin fatigar el ojo, evitar un texto demasiado apretado o con demasiado espacio, poner unos títulos de capítulos bonitos… Todo esto es lo que dará un valor estético añadido al libro que lo hará más apetecible ya no solo por la experiencia literaria, sino como objeto. Por supuesto, aquí también diseñaremos la cubierta. Tiene que expresar en una imagen el contenido, pero también debe hacer apetecible su lectura con el texto de la contracubierta. ¡Que no se nos olvide poner unas solapas, un lomo con las medidas correctas según el número de páginas y el código del ISBN! También queremos que nos ayudes en este proceso. Vamos a sugerirte algunas ideas para la cubierta, pero como nadie mejor que tú conoce la obra, seguro que ya tenías algo pensado.

¿Y eso es todo? Casi. Este momento es crucial. Una vez tengamos tu visto bueno, hay que acordar con la imprenta el número de páginas que se van a imprimir, el formato, el tipo de papel en función del tipo de obra…

¡Ya casi puede olerse el papel ahuesado mojado en tinta!
Editorial Editalocontigo

Seguros de una autopublicación sin prejuicios y sin complejos en lo que hacemos

Una escritora que evoluciona, ¡imparable!, en la autopublicación de sus novelas

Una escritora que evoluciona, ¡imparable!, en la autopublicación de sus novelas

 

Mari Ropero - EditaloContigo - ok

La escritora Mari Ropero en la Feria del Libro de Madrid

NUESTROS ESCRITORES TOMAN LA PALABRA
Por MARI ROPERO. Escritora de la Editorial EdítaloContigo

¿Qué es para mí ser escritora? Respuesta sencilla y a la vez complicada, ya que la mayoría de la gente no entiende que es mucho más que haber publicado dos novelas. Mucho más. Y aún muchísimo más si hablamos de remuneración económica. Ese es el fin de todos los trabajos, pero claro, no sé muy bien si ser escritora sea un trabajo, y si lo es, no es como los demás. Aunque sí que me gustaría que tuviera un poquito que ver con tener un sueldo todos los meses, mas eso creo que solo sucede en casos contados. Así que me quedo con mi “trabajo” de escribir por vocación.

Ponerme un horario en mi caso sería imposible, no sería capaz de obligarme a escribir por escribir; ese proceso es toda una aventura. Esa aventura donde mi única compañía es la soledad, esa musa que es capaz de transportarme a cualquier parte sin levantarme de la silla y de dejarme acariciar las teclas del ordenador. No sé si hay algo en esta vida que me haga disfrutar tanto como escribir; por eso también sé que soy escritora. Luego llegan los días de total tristeza, donde me gustaría tener la dirección de mi musa y secuestrarla, manteniéndola a mi lado hasta llegar al final.

Es en ese momento cuando tienes que parar y dejar que todo vuelva a surgir de una manera natural y si forzar nada. Ya que cuando vuelve la inspiración se podría comparar con sentir la lluvia después de muchos días de sequía. Esa sequía que a veces me atormenta y… entonces soy incapaz de pronunciar una palabra teniendo como intérprete a mi teclado.

También sé que soy escritora por las horas que me paso entrelazando vidas y desencuentros, peleas de enamoradas y finales que algunas veces no son todo lo felices que me gustaría o sí, según en cada caso. A veces, al explicar que yo no soy dueña de la vida de mis personajes, alguien me podría tachar de trastornada, cosa de lo cual no andan mal encaminados, mas así es. Yo no decido. De hecho, son ellos los que son dueños de mi vida. Hay días que esa falta de “agua” se convierte en casi una obsesión, dejándome sin el sueño que tanto necesito para seguir mi día a día. Y esto que os cuento lo puedo certificar; son ellos, lo personajes de mis novelas, los que me manejan a su antojo.

Soy escritora y lo sé…

Soy escritora, lo sé, y a medida que pasan los años estoy más convencida de que lo seré hasta el final de mis días. No tengo ni ida cuándo mi próxima novela verá la luz, iluminando las ganas deseosas de leerme que sé que tienen mis fieles lectoras y lectores, descubriendo en cada página otra de mis locuras. Porque sí, también creo que para ser escritora hay que tener la convicción de que se está un poco loca. Locura maravillosa que me da la oportunidad de crear historias y yo a la vez puedo sentir la ilusión de hacer reales los sueños de quien me lee, reconociéndose en algún rincón de mis personajes.

No hay nada más gratificante que poner mi granito de arena en mostrar el camino hacia las puestas abiertas, que son tan importantes para quien encuentra mis libros y se siente identificado en algún renglón que ello pensaban que estaba torcido, cuando en realidad es tan de verdad que supera cualquier ficción. Creo fervientemente en que la literatura es capaz de mostrar la realidad que ya se vive en la calle, en la gente, dando la oportunidad de hacerse visible a través de mil historias contadas desde el respeto, la tolerancia y mi total libertad.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE LA OBRA DE ESTA ESCRITORA: PINCHA AQUÍ

MÁS INFORMACIÓN SOBRE LA AUTORA: PINCHA AQUÍ

Ellas - EdítaloContigo

ELLAS es la primera novela publicada de la autora. Editorial EdítaloContigo, 2013

Cartas a Lucía - Mari Ropero - Editalocontigo

CARTAS A LUCÍA es la segunda novela de la escritora, Editorial EdítaloContigo, 2015

Jugar a escribir… la realidad de autopublicar

Jugar a escribir… la realidad de autopublicar

Isabel Palacios Puerta - Editorial EditaloContigo

Autora de la novela DIARIO DE VIDA Y SUEÑOS. Viaje al país de los Maestros. EdítaloContigo, 2017

NUESTROS ESCRITORES TOMAN LA PALABRA
Por ISABEL PALACIOS PUERTA. Escritora de la Editorial EdítaloContigo

Cuando me lancé a escribir mi primera novela, Diario de vida y sueños. Viaje al país de los Maestros, desconocía en absoluto el mundo de la escritura y el mundo editorial.  Simplemente empecé a escribir, sin más plan que el de ir dejando que las palabras brotasen y que la historia que estaba en mi cabeza saliese por sí sola… a medida que mis manos se movían sobre el teclado.

En esos momentos, en los que escribía, sentía que la narración fluía; aunque cuando me tomaba un descanso me asaltaba la irremediable pregunta… dónde irán a parar estas palabras… quién se interesará por esta historia…

Como no tenía la respuesta, simplemente contenía esa incertidumbre y seguía dedicándome a lo único que tenía claro: seguir escribiendo.  Esa tarea me resultaba cada vez más fascinante, era como un juego en el que yo llevaba un «caza mariposas» y en el que corría alegremente tras aquellos seres vivos que eran las palabras e imágenes que daban vueltas dentro de mi mente.

Una vez que estaban en mi red las liberaba, plasmándolas en la hoja. Durante varios meses jugué a «cazar mariposas», gracias a que no asumí plenamente las responsabilidades que una persona adulta se supone ha de tener; me refiero a que en vez de trabajar a jornada completa, la vida me puso por delante un trabajo a tiempo parcial que acepté encantada, pues sabía que ello me concedería el tiempo necesario para dedicarme a mis «mariposas», al menos tres días por semana. Como contrapartida, mis ingresos fueron mucho más ajustados, por lo que tuve que abrir la hucha para poder financiar lo que se estaba convirtiendo en mi pasión.

Un día, la narración llegó a su fin y con él también acabó el «juego de las mariposas».  ¿Qué hacer entonces? A parte de las editoriales convencionales, también sabía que podía autopublicar. Sin embargo, y como no me decidía por nada…  no hice nada. La historia se quedó guardada en dos sitios: el disco duro de mi ordenador y en mi corazón.

Diez meses más tarde, cogí un avión. Era navidad y viajaba para visitar a mi familia. La mujer que se sentó a mi lado comenzó a hablarme y, en un momento dado, me dijo: Trabajo en una editorial… Es una pena ver cómo muchas historias se quedan guardadas en un cajón… En aquel instante, esa frase fue directa al «cajón» donde descansaba mi novela, cajón que se abrió de par en par y de inmediato.

Así me puse en contacto con la Editorial EdítaloContigo. Lo primero que hice fue enviarles mi manuscrito y los editores me dieron una sincera valoración. Entonces, y viendo su honestidad y profesionalidad, solté «mis mariposas», pues sabía que iban a estar en buenas manos. Desde ese momento, lo que era un juego se ha convertido en una realidad… lo que eran mariposas ahora son palabras… Diario de vida y sueños. Viaje al país de los Maestros.

Ahora disfruto al ver mi novela publicada, la novela con la que tantas horas pasé jugando y luego esperando una oportunidad digna para su publicación. Miro hacia atrás, hacia los meses que pasé escribiendo, y me doy cuenta de que no fue un camino fácil… Sin embargo, volvería y volveré a recorrerlo, tantas veces como «mariposas» encuentre en mi corazón. Porque… si me dan a elegir entre la facilidad de la vida conocida y rutinaria o la pasión de hacer lo que amo, yo tengo claro qué elijo… «mis mariposas».

Más información sobre la autora AQUÍ

PUEDES COMPRAR LA NOVELA DIRECTAMENTE EN LA EDITORIAL EDÍTALOCONTIGO. PINCHA AQUÍ

Diario de vida y sueños - Novedad - Edítalocontigo