Por qué decidirme a tener una web de autor

Por qué decidirme a tener una web de autor

Por MERIDIANO COMUNICACIÓN. Agencia de Comunicación

Gemma y Altea – meridianocomunicacion.com – 669 45 06 43

Piensa en alguien conocido, no para ti, dentro de tu círculo, sino alguien conocido “en sociedad”; un artista, un deportista, un político, una eminencia intelectual… lo que sea. Si quieres saber algo más de él, ¿qué haces? Exacto, búsqueda en Google. Y ahí, ¿qué encuentras? Lo normal, si es bastante conocido y su web está bien posicionada, es que lo primero que encuentres sea eso, su web, y después, la entrada que alguien le haya dedicado en la Wikipedia. Si acaso, como mucho, el orden será inverso, pero su web (o la de su empresa o fundación…) estarán ahí. A través de la web, como usuario, puedes averiguar y acceder a muchos datos de esa persona, incluso contactar con ella. A través de esa web, si eres el protagonista de la misma, puedes contar muchísimo sobre ti, crearte tu imagen y tu marca, narrar tu cosmovisión, contactar, si quieres, con tus seguidores, compartir lo que se dice de tu trabajo, difundirlo con facilidad, formar parte de comunidades de personas con inquietudes como tú, o crear una propia comunidad de personas a las que les agrade todo lo que quieras contar tú, y, si colocas una tienda online, vender tus productos a través de la misma, en cualquier momento, a cualquier lugar del mundo.

Esto también se aplica para ti, autor y autora; tener presencia en la web es más que conveniente, es casi vital. Si has publicado un libro, o vas a hacerlo, te gustará tener una plataforma visible, fácil de encontrar, a la que tus potenciales lectores pueden acudir para adquirir tu obra, para compartir inquietudes contigo y para conocer algún rasgo de ti, el que tú quieras contar, que les haga empatizar con tu inspiración y tu persona, que les haga decidirse a comprar el libro que has publicado. Y además te ofrece la posibilidad de conectarla con las redes sociales, las que decidas y desees si quieres hacerlo, con las que lograrás todavía más interactividad y visibilidad.

Una web es como una campaña publicitaria personalizada, accesible y asequible, siempre viva, siempre funcionando, siempre a punto y siempre directa hacia la vista y los gustos de tus seguidores, de tus posibles lectores. Una web es lo que tú quieras que se hable, y cómo tú quieras que se hable, sobre tu trabajo y sobre ti. Con una página web de autor, dar a conocer esa obra en la que tantas horas e ilusiones has invertido, será más sencillo para ti, y mucho más atrayente para un posible lector.

La Editorial EdítaloContigo agradece a Gemma y Aleta, gestoras de MERIDIANO COMUNICACIÓN, su desinteresada colaboración.

 

Los tramos de una buena edición

Los tramos de una buena edición

Por Paco Melero. Editor de la Editorial EdítaloContigo

La edición de una obra literaria, ya sea prosa, poesía, cuento infantil o ensayo, es el resultado final de un proceso laborioso para el que se necesita una gran profesionalidad y un cierto «extra de pasión» por lo que se está haciendo. Todo ello, amalgamado en un equipo editorial que sepa coordinarse, apoyarse y complementarse alrededor de un editor que vele porque «el todo del proceso de edición», sea mucho más que la simple mezcla de las partes.

Ese es el sueño y el desvelo, la magia y la responsabilidad, la satisfacción y el esfuerzo que intentamos realizar, cada día, como si fuera el primero, en la Editorial EdítaloContigo. Una de las compensaciones más grandes que tengo como editor de esta editorial es cuando escucho, en no pocas ocasiones y de parte de los escritores que publican con nosotros, aquello de que se nos nota la ilusión que ponemos en nuestro trabajo. ¡Gracias por notarlo y gracias por compartirlo!

Me han pedido que escriba para el Blog de EdítaloContigo un pequeño esquema acerca de las dos partes o tramos más importantes en una edición. Para ello me voy a ceñir estrictamente a nuestro organigrama de trabajo en cada uno de los títulos que hemos publicado y estamos publicando en este momento:

Una vez que el manuscrito ha llegado a nosotros, se ha revisado y valorado, nos ponemos en contacto con el escritor para intercambiar impresiones. La sinceridad es fundamental, pues un manuscrito no solo ha de estar repleto de talento, sino también de ciertos aspectos técnicos de la escritura, que el autor no tiene por qué conocer; el escritor ha de tener la imaginación y el ingenio. Por eso, cuando hablo con un escritor de su manuscrito, no silencio las carencias, porque hablar de ello es el primer paso para solucionarlas. Flaco favor se le hace a un escritor, ocultando los errores de su obra, con tal de que se anime a publicarla y así nos contrate.

EDICIÓN DEL TEXTO

La lectura del manuscrito completo, seguida, se hace fundamental para conocer la totalidad de la obra; es la única manera de tener una idea global del escrito y poder, desde esa perspectiva, darle coherencia y estructura.

Se nota mucho cuando una novela, por ejemplo, ha sido corregida sobre la marcha, sin esa visión global. De esa manera, cada parte es correcta, pero no se ensambla en una obra con un estilo unitario a lo largo de toda la trama.

Tras esta revisión a fondo, que en ocasiones incluye hasta tres o cuatro lecturas distintas, se le devuelve el manuscrito al escritor, para que se cerciore de que la editorial ha entendido toda la narración y su intervención en el texto tenga el visto bueno del creador de la historia. Si en algún caso no es así, escritor y editor lo solucionan.

Esta fase dura unos meses. En las editoriales convencionales, un manuscrito puede tardar en editarse hasta un año. Es imposible publicar una obra, de una extensión media, en dos meses. Lo normal es que, si una editorial solo tarda ese tiempo significa que se ha saltado muchos pasos en el proceso de edición del texto.

Por eso siempre digo que hay que distinguir entre EDITAR Y PUBLICAR un libro, son cosas distintas y complementarias.

 

PROCESO DE MAQUETACIÓN Y DISEÑO

La maquetación de una novela, es decir, darle al texto forma de libro, es un trabajo igualmente laborioso y lento. Hay un camino fácil y rápido, pero que solo trae ventajas en lo que a la reducción de costes se refiere. Pero eso no es muy profesional. De hecho, cualquiera puede maquetar su libro en algunas de las plataformas digitales que existen para ello en la red.

Una editorial, sin embargo, ha de elegir la fuente de letra que sea más acorde con el texto, una fuente y tamaño de letra que tenga en cuenta el tema, la extensión, si hay muchos diálogos o no, si son párrafos largos o un texto ágil fragmentado en frases cortas, etc. De esa misma forma, hay que hacer pruebas de márgenes, espaciados, capitulares y formas de presentar los capítulos. Es, en definitiva, un trabajo de diseño. Todo ello, sin duda, repercute en lo que llamamos una buena edición con una maquetación profesional.

Se han de evitar, por otro lado, las líneas sueltas de final de página que pertenecen al primer párrafo de la página siguiente (se le llama LÍNEA HUÉRFANA) o las líneas sueltas que quedan al principio de una página y que pertenecen al último párrafo de la página anterior (se le llama LÍNEA VIUDA). El corte de palabras ha de responder a las normas de la Real Academia de la Lengua, para que sean correctos. Algunas veces, con el afán de no gastar tiempo en hacer estas revisiones posteriores, se maqueta sin cortes de palabra. Hacer eso es muy poco o nada profesional. Tampoco ha de repetirse dos veces la misma palabra a final o principio de dos líneas seguidas, como tampoco han de partirse palabras en más de dos líneas contiguas. Así mismo, existen gran número de palabras que, aunque sea correcta su partición, hay que tener cierto cuidado estético, como por ejemplo la palabra cálculo, entre otras muchas.

En fin, incontables detalles que el maquetador y el editor han de revisar línea a línea y una vez se ha maquetado. Este trabajo lleva días, pero se hace del todo necesario en una buena y cuidada edición.

 

Este es un esquema pequeño acerca de estos dos momentos en el proceso de edición. En otra ocasión hablaremos de la «hechura de portada», la impresión, la divulgación, etc. Espero haber puesto un poco de luz en aquellos que me han pedido que les hablara sobre el proceso de edición en nuestra editorial.http://editalocontigo.es/wp-content/uploads/2016/08/DSCN3999.jpghttp://editalocontigo.es/wp-content/uploads/2016/08/imagen-1-sep-face.png

Correcciones

Correcciones

CORRECCIÓN ORTOTIPOGRÁFICA

En la Editorial EdítaloContigo es fundamental la preocupación por el lenguaje en los textos que publica. La edición de textos y la publicación de obras escritas correctamente es uno de los parámetros más importantes a la hora de seleccionar el catálogo de esta editorial.

En EdítaloContigo no publicamos los textos de cualquier manera con tal de captar un cliente, puesto que nuestra premisa es que TRATAMOS CON ESCRITORES de palabras y, por lo tanto, de obras bien escritas. No estamos interesados en convencer a un escritor para que publique su obra de cualquier manera con tal de que aumente nuestra producción de libros impresos, sino que le hacemos ver que invertir en una buena corrección es una enorme ventaja de seriedad y prestigio.

LA CORRECCIÓN ORTOTIPOGRÁFICA incluye tres ejes fundamentales que ha te tener todo texto literario:

LIMPIEZA: solventar errores de teclado, dobles espacios, tipografías y todos aquellos elementos que estorben a la lectura.

NORMALIZACIÓN de todos los errores atendiendo a las normas ortográficas y gramaticales de la Real Academia de la Lengua.

UNIFICACIÓN de los elementos que no se ajustan a normas convencionales establecidas: usar siempre las mismas comillas, usar negrita o cursivas con un mismo criterio a lo largo del texto, etc.

Estas tres acciones de corrección han de perseguir un mismo fin:

contribuir a que la lectura sea ágil y agradable y que el lector no encuentre problemas que ralenticen esa lectura.

 

CORRECCIÓN DE ESTILO

La corrección de estilo tiene como fin fundamental que un lector no encuentre dificultades de comprensión en una obra. El estilo es la «forma particular» que tiene un escritor a la hora de expresarse. De ahí que una misma idea pueda escribirse de muchas maneras.

El corrector de estilo ha de analizar esa forma particular y hacerla coherente a lo largo del todo el texto.

Un corrector de estilo es un profesional del lenguaje cuyo cometido es lograr que un texto comunique sus ideas con efectividad sobre el lector.

El manuscrito, piedra angular del proceso de edición

El manuscrito, piedra angular del proceso de edición

Por Paco Melero. Editor

En la Editorial EdítaloContigo, como en las editoriales convencionales, toda la actividad literaria o técnica, cada una de las decisiones y demás detalles de edición giran en torno al manuscrito que el escritor nos envía.

Son varias las etapas que el escritor ha de abordar en el envío de su manuscrito. Voy a tratar de resaltarlas resumidas, para dejar constancia de cada una de ellas.

Antes de enviar un manuscrito, un escritor debe registrarlo. Hacerlo es muy fácil y solo ha de seguir los pasos indicados en la web del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Ha de dirigirse al apartado de Registro de la Propiedad Intelectual. Con este registro el escritor se asegura los derechos sobre su autoría e invalida legalmente los plagios. Una vez registrado, el autor ya puede enviarnos una copia, pues a partir de ese trámite el plagio supone un delito; esto es así para cualquier tipo de copia total o parcial.

Una vez el manuscrito llega a la editorial es recibido en primer lugar por el editor. Este lo revisa para hacerse con una primera opinión de la obra. El editor, desde su experiencia y profesionalidad, conjuga los diversos aspectos que han de jugar un papel importante en un texto que quiere ser editado para ser leído.

Si el manuscrito responde a las premisas imprescindibles y necesarias para ser publicado, el editor inicia una lectura más pausada. En esta lectura se tendrá en cuenta la trama, el estilo, la agilidad de la lectura, la configuración de las partes, etc. De este modo, ya nos acercamos a un análisis más profundo de la cuestión literaria a la que ha de responder una obra con vocación de ser leída por lectores, conocidos y anónimos.

Durante este importante paso, el editor valorará las necesidades reales del manuscrito para ser editado. Una de las más importantes es la necesidad o no de correcciones. Hay varios tipos de correcciones y un manuscrito puede necesitar un tipo u otro de manera independiente.

Después de todo ello, el editor intercambia la información con el resto del equipo, con el propósito de calibrar las cuestiones técnicas, diseño, maquetación, impresión, etc. A partir de ahí se confecciona un presupuesto de edición.

Toda esta información, ordenada y contrastada, se le envía al escritor. Es aquí donde se le explica la valoración que la editorial ha realizado sobre el manuscrito propuesto y las características que, a juicio de la editorial, puede tener la edición.

Finalmente, y si el escritor hace un balance positivo de todo lo anterior, se inicia el proceso de edición.

En la Editorial EdítaloContigo no hacemos presupuestos predeterminados puesto que cada manuscrito es único, diferente e individual. Eso no impide que puedan hacerse aproximaciones para que el escritor se haga una idea. Pero siempre, lo que marcará todas las pautas, será la revisión del manuscrito que el autor nos confía.

Como editor, quiero agradecer personalmente a todos los escritores que nos envían sus creaciones la confianza depositada en esta editorial.

Cómo publicar un libro en España

Cómo publicar un libro en España

Escribir un libro, es el sueño de toda persona que ya se siente consagrada, o la manera de reflejar sus pensamientos internos y dar rienda suelta a su imaginación para crear obras literarias dignas de admiración. Ya sea una autobiografía, una especialidad profesional o una obra literaria de ficción, los libros no dejan de ser piezas hermosas que muestran el esfuerzo y dedicación de la persona que lo escribe.

Luego de escribir una obra completa, muchos escritores recurren a las grandes editoriales con la intención de publicarlos y hacer valer su trabajo, teniendo en cuenta que las empresas editoriales hacen grandes inversiones para hacer llegar los libros hasta los puntos de venta. Desde la edición, pasando por la manufactura y distribución, hasta llegar a la promoción, las editoriales invierten sumas considerables de dinero, y es por ello por lo que se muestran muy exigentes a la hora de tener en cuenta cualquier obra a publicar.

Entonces muchas personas se preguntarán ¿Como publicar un libro en España?

La mejor recomendación actualmente es la autoedición contratando un servicio de edición profesional. En el cual luego de culminar tu obra, con una pequeña inversión podrás contar con un equipo de profesionales, dispuestos a colaborar en la maquetación, diseño y corrección ortotipográfica de la misma.

Editorial Edítalo Contigo te ofrece un proceso sencillo y eficaz, donde tu obra será editada e impresa en nuestras instalaciones, con la asignación de su respectivo ISBN, código de barras y su versión Ebook, que también será comercializada en nuestra venta online editalocontigo.es. La autopromoción del libro es una parte esencial luego de su publicación, donde los blogs, redes sociales y visitas publicitarias a los puntos de ventas estratégicos, son fundamentales para su posterior éxito.

Una alternativa eficaz a la venta directa del autor, es la distribución por parte de nuestra editorial, la cual ofrece un servicio de distribución y promoción, que garantiza una receptividad superior de parte de las librerías. En nuestra editorial también contamos con el apoyo de Distriforma, unos de los gigantes en distribución de libros en España, que dispondrá tus libros en un gran numero de librerías, colocando tu obra al alcance de muchos lectores.

Luego de obtener una versión de tu obra en digital, lo más recomendable es proceder con la distribución online a través de diversas plataformas reconocidas. Ampliando más tus horizontes y abarcando todo el mercado posible de lectores para tu obra, en pro de alcanzar el éxito y la rentabilidad que esperabas.

Editar un libro: Pasos a seguir

Editar un libro: Pasos a seguir

El proceso para la creación de un libro se inicia con la idea original del escritor y finaliza con la intermediación profesional de un editor. Ambos, escritor y editor, van unidos de la mano en la puesta en marcha de una obra literaria, que sólo se ve culminada cuando se ofrece al lector para su adquisición. Es decir, escribir para uno mismo, por mucho que pueda ser literatura, no alcanza mayor cuota que la del diario. Un libro, así, propiamente dicho, necesita del tratamiento del editor para que llegue a las librerías y, posteriormente, al público. Los grandes escritores de la historia no serían nada, por mucho que su talento haya sido indiscutible, sin la figura del editor. Escribir un libro, en conclusión, es tan importante como editar un libro, y en ‘Edítalo contigo‘ os mostraremos los pasos a seguir para que vuestras obras vean la luz.

Contamos con tres tipos distintos de presupuesto según tus necesidades. Partimos de la premisa que editar un libro es mucho más que darle un formato físico: puede ser necesaria una exhaustiva corrección ortográfica que deje el texto impoluto, un diseño extra que lo embellezca, la conversión a un formato electrónico por el que se pueda presentar en tablets (los llamados ‘ebooks’) y una promoción adecuada, en términos de publicidad y distribución, que ayude a la difusión del libro. A partir de estos aspectos, ofrecemos tres servicios:

1. Básico
Incluye las prestaciones de maquetación, ajuste de portada, ISBN, código de barras, presentación en formato PDF, dossier de prensa, venta online en nuestra web (editalocontigo.es) e impresión bajo las siguientes características: 15 x 21 cms., papel ahuesado de 80 grms., cubierta de 300 grms. con solapas y encuadernación en rústica fresado.

2. Intermedio
Al servicio básico se le añade: corrección ortotipográfica, portada, E-Pub libro electrónico, reseña de contraportada y divulgación en redes sociales.

3. Avanzado
Se trata del servicio más completo. Cuenta con todas las posibilidades mencionadas anteriormente, a las que se les suman las siguientes: corrección de estilo, maquetación avanzada y marcapáginas.

Los presupuestos vendrán determinados, igualmente, por la cantidad de páginas que presente la obra, así como del número de ejemplares a imprimir. Desde nuestra editorial ofrecemos la posibilidad de una evaluación previa del texto, para definir cuáles son sus necesidades y cuáles los objetivos que realmente podrá cumplir. Tras esta evaluación, trabajando en sintonía con el escritor (el verdadero protagonista), decidiremos qué tipo de servicio es el más adecuado para que su obra sea exitosa.

Una buena edición, ¿en qué consiste?

Una buena edición, ¿en qué consiste?

Por Paco Melero. Editor de la Editorial EdítaloContigo

Existe un momento cumbre a la hora de «palpar» si estamos o no ante una buena edición literaria. Por supuesto, esto es así también en la AUTOEDICIÓN. Ese momento, además, no pertenece ni al editor ni al escritor, a quien pertenece es al lector. Por otra parte, esa circunstancia se da cuando el lector toma el libro entre las manos y…

Es ahí cuando la persona que ha mostrado interés en la obra piensa, de forma inconsciente casi siempre, que «aquello» es bonito; independientemente del valor posterior que dé a su lectura. Por eso existe la posibilidad de buenas obras mal editadas y al revés.

Desde mi punto de vista, creo que se pueden resumir en tres los lazos que abrazan a una buena edición, convirtiéndola para siempre en un regalo para la vista, el tacto y la mente. Todo ello junto se tornará en la sensación inconsciente de… ¡Qué bonito! Es por ello que, en todos los casos, cuando tengo una prueba de imprenta de la obra los escritores que trabajan conmigo, la llevo unos días encima para enseñarla a quienes sé que son buenos lectores. Más allá del control que hace el equipo de EdítaloContigo, es el lector de a pie quien tiene LA CLAVE DE UNA BUENA EDICIÓN. Y como decía, a esta la conforma un texto bien escrito, una maquetación y diseño cuidados y una impresión que incluya buen material de producción.

La preocupación y el desvelo del editor ha de ser que cada detalle de estas tres características suceda en un resultado que haya sabido plasmar cada parte en un todo; ese todo al que el lector reaccionará con su inconsciente… ¡Qué bonito!

Animo a los escritores a interesarse en lo que significa una buena maquetación, porque es fundamental a la hora de conseguir un aspecto artístico de las obras literarias. A veces se discute mucho sobre el precio de los libros y la dificultad de venderlos, y tener una buena edición influye en ello. ¿Qué llevaría a alguien a no pagar unos veinte euros por llevarse una obra de arte a su casa? Sé que generalizar es hacer una simplificación simplista del tema, pero hay algo de verdad en esa pregunta, algo que si se extiende arropa la sensación de muchos de los lectores que visitan las librerías.

Lo mismo digo de los textos. Un editor ha de captar dónde hay una buena obra y procurar por todos los medios que se publique bien escrita. Yo tengo la experiencia (a algunos de los escritores que estén leyendo esto y editado en EdítaloContigo les sonará esta conversación) de encontrarme maravillas historias que no puedo publicar tal y como llegan los textos a la editorial. Una editorial que se desentienda de la corrección de los textos tiene más que ver con la mera impresión que con un trabajo de edición. Así mismo, un editor que vea al escritor como mero cliente tendrá mucho de empresario y poco de amor a los libros.

La complicidad y sintonía entre escritor y editor ha de traspasar la frontera estrictamente profesional,
ya que es la propEditorial Edítalocontigoia personalidad de ambos, la pasión por las obras literarias, lo que ha de plasmarse en el trabajo común de la edición.
Autoedición. Escritores sin complejos para lectores sin prejuicios

Autoedición. Escritores sin complejos para lectores sin prejuicios

Por Paco Melero. Editor de la Editorial EdítaloContigo

No hay día en que uno no se encuentre con información acerca de la autoedición. La encuentras aquí y allí, para enaltecer su función dentro del panorama editorial y para descalificarla sin piedad, para destacar los logros de sus escritores y para desprestigiarlos, para alabar la figura de sus editores y para señalar la absoluta falta de su labor. Es a conciencia que uno ideas contrarias con la palabra «y»; lo hago con el propósito de hacer notar, ya desde el comienzo, que la suma de todo en un mismo sitio y sin fisura de equivocación (porque es imposible equivocarse cuando se habla de “la totalidad”) es lo más parecido a LA VERDAD ABSOLUTA. Yo no sé «tú», lo que sí puedo decir es que yo no la tengo.

Yo voy a ser mucho más modesto y comedido, comenzando por un punto de partida más sereno y más responsable: en la autoedición, como en casi todo en la vida, te vas a encontrar ejemplos de diverso tipo y para todos los gustos. No voy a cansar a nadie dogmatizando acerca de lo «obvio» porque, entre otras cosas, me parece una tomadura de pelo hacia quienes esto lean y a quienes presupongo la capacidad de hilar ideas y juicios más allá de cuatro o cinco palabras, por más gruesos o ingeniosos que sean los insultos a la inteligencia que estas mismas palabras encierren. No voy a insultar desde la autoedición a los que insultan a la autoedición, así en general, con descalificaciones sumarísimas. No, no lo voy a hacer.

¿Mediante la autoedición se han publicado obras bochornosas y mal editadas? Sí, yo las he visto. ¿Mediante la autoedición se han publicado obras magníficas y con una calidad a prueba de obra de arte? Sí, yo las he visto. Conclusión, que decir eso es no decir nada, simplemente generalizar. Por otra parte, añadiré que la mediocridad consiste en dar mucho menos de lo mejor de uno mismo. Eso quiere decir que una obra mala que sea lo mejor de alguien tiene un valor “esencial” al lado de obras mediocres de ciertos “profesionales” de la escritura. Pero eso es otro tema.

Estas líneas, más allá de responder a una reflexión concienzuda y diaria de quien las escribe, quieren ser un apoyo y una encendida defensa para todos aquellos escritores que buscan, simple y llanamente, editar y publicar las obras literarias que han escrito.

La autoedición ha dado y sigue dando obras maravillosas, algunas están triunfando, y textos literarios impresionantes. Y esto ha ocurrido porque sus escritores no han tenido ningún complejo a la hora de hacer de la autoedición un instrumento para sacar sus obras a la luz. No tener complejos ha sido y es fundamental.

A su vez, estas obras tienen difusión porque afortunadamente hay lectores que buscan sus lecturas sin la estrechez de miras del prejuicio ante las obras autoeditadas. Desde aquí, a unos y a otros, se les ha de agradecer la grandeza de aptitud ante lo que debe ser bueno o malo por sí mismo y no por el lugar de donde proceda. La cultura es amplitud, eso vale para todo.

Decir que una obra literaria no merece ni siquiera un vistazo por el simple hecho de ser autoeditada es una estupidez, tanto como decir que se es un buen lector porque solo se lee los top ten de ventas literarias de las editoriales convencionales, cuando todo el mundo sabe que las listas de los más vendidos están creadas a golpe de dinero en publicidad y sin el más mínimo criterio literario en demasiadas ocasiones.

Mi postura es clara: tesón, esfuerzo y talento. Todo ello sería un slogan absurdo si no fuera porque detrás de esos tres adjetivos se expande una realidad maravillosa de la autoedición. Para hablar de esa maravillosa realidad no tengo que generalizar, tan solo nombrar a escritores como Guillermo Arróniz, Mari Ropero, Paloma Insa, Laura Isabel Díaz, David Pallás, Carlos G. Fernández, Eusebio Marrero… Muchos, no puedo poner todos los nombres que conozco, leo y disfruto. Y todo ello, sin complejo por su parte y sin prejuicio por la mía, ha ocurrido en la AUTOEDICIÓN.

Queridos y admirados escritores, mucho ánimo y mucha fuerza con vuestro trabajo.