por Paco Melero. Editor de EdítaloContigo

Alguien, hace unos días, me preguntaba por la autoedición, por el futuro de muchas obras ya publicadas, por la conveniencia de publicar otras nuevas,

Editor - Editorial EdítaloContigopor los nuevos procesos de edición, por la era digital y la distribución… Entonces, me quedé pensando y sentí un profundo respeto y amor por mi trabajo; que me permito compartir con los escritores de esta editorial.

Hay ocasiones en las que uno se pregunta, con suavidad emocional y sin aspavientos carnales: ¿qué es lo que ha pasado en este espacio? Y la respuesta se encuentra rodeada del interior de una lámpara maravillosa y de la que salen muchos deseos —siempre el mismo—, es decir: una oportunidad en el tiempo.

A mí me pasa cada nuevo comienzo, cosa que ocurre casi a diario… una nueva corrección, algún nuevo escritor interesado, un miembro del equipo editorial con una nueva idea, un diseño de portada nuevo, una nueva novela publicada… ¿Y dónde está la oportunidad?, ¿es una trampa el deseo?, ¿qué nos saca de la frustración repetitiva?

Me queda claro, en el trabajo diario en EdítaloContigo, que la clave es convertir lo nuevo en diferente. Y no me refiero a distanciarse de lo que ya existe —no queremos destacar por destacar—, me refiero a poner a bailar a la intensidad, a buscar la pasión en lo que se hace, a no enroscarse en los errores, a editar como si fuera la primera vez y como si fuese a ser la última. Así, desde esta perspectiva, hasta una tilde ortográfica puede dar sentido a tu vida; lo digo muy en serio.

La Editorial EdítaloContigo tiene buenas vibraciones, buen tono: claro, respetuoso, clarificador, sentimental, moderno… HUMANO Y PROFESIONAL. Creemos en lo que los escritores nos cuentan (porque es donde más aprendemos) y queremos que los escritores nos crean (porque ellos son la razón de ser de las palabras que manejamos).

Aquí no se juega nada a una carta, aunque nos guste lo imprevisible, sino que amasamos horas de trabajo concienzudo para nadar cuantos ríos sean necesarios con tal de que el lector cruce el puente que le une a su lectura. Para ello, lo digo con el mayor de los convencimientos, solo nos basta la ingeniería creativa y literaria del escritor y la escritora.

Nos van a pasar muchas cosas, vamos a hacerlo posible, seguiremos aprendiendo, merodeando el contorno de la finura en un trabajo bien hecho en cada proceso de edición e invitando a que seamos más… escritores, lectores, diseñadores de portadas, correctores, libreros, impresores, maquetadores, lectores, gente de comunicación, ilustradores… NOVELAS, ENSAYOS, POEMARIOS, CUENTOS INFANTILES, BIOGRAFÍAS:

literatura que hace a gente literaria y gente que hace literatura.

Me gustaría mencionar a una persona muy importante en este momento de la editorial, es de justicia hacerlo. Se trata de nuestro Editor adjunto desde hace unos meses, Santi Carratalá, incansable para estar disponible, sobre todo cuando se trata de los detalles y, sobre todo, entusiasta de la edición.

Invito, a todo aquel que quiera hacerlo, a acompañarnos en este viaje. Solo hay una condición, que a la vez es nuestro equipaje: ha de ser CON BUENA LETRA.

¡Por un tiempo cargado de oportunidades!