Lee el primer capítulo de UNA HORA DE SILENCIO. SESENTA MINUTOS DE NOSTALGIA

La nueva novela de Paloma Alonso González-Ruano, UNA HORA DE SILENCIO. SESENTA MINUTOS DE NOSTALGIA, ya está a punto de publicarse. Para que vayáis abriendo boca, os dejamos un adelanto del primer capítulo. Cuidado: engancha. ¡Y el que avisa no es traidor

Primer capítulo de Una hora de silencio. Sesenta minutos de nostalgia.

Estad atentos a nuestras redes sociales para que no os perdáis el lanzamiento de esta gran novela.

Literatura LGTBI: algo más que una etiqueta

Literatura LGTBI: algo más que una etiqueta

Por Marta Vega

«Las ideas están ahí, luchan por salir y acaba siendo una necesidad como respirar: una necesidad y un reflejo involuntario, pero necesario para vivir. Si, además de dejarlas salir, juegas con ellas a darles forma, el placer es mayor. También es como una forma de vivir otras vidas e, incluso, muchas veces, una vía de escape, una terapia». Así responde Gemma Jordan cuando le preguntamos por qué escribe; poderosas razones, las suyas. La escritora valenciana, autora de A la luna de Valencia e Hijos del insomnio, describe los que, a bien seguro, son los sentimientos de muchos escritores, por no decir todos: escribir como una necesidad, una pulsión. Escribir es vivir, en definitiva.

Gemma Jordán, con un ejemplar de su A la luna de Valencia

Gemma Jordán, con un ejemplar de su A la luna de Valencia

En la familia que somos EdítaloContigo, Gemma forma parte de un grupo de mujeres que escriben sobre mujeres… que aman a otras mujeres. Y otras muchas historias, claro. Pero nos enorgullece especialmente (y utilizamos este verbo con toda la intención del mundo) ser la casa de estas autoras por contar en nuestro catálogo con tantas obras LGTBI. Mari Ropero (Ellas, Cartas a Lucía, Sigo tus huellas), Natàlia Cremades (Ella es Mía) y Adriana Marquina (Bendita Gloria) son otras tres escritoras que suman a este grupo y que un buen día sintieron que sus historias necesitaban tocar a otros.

Y menos mal.

Mari solo se recuerda a sí misma escribiendo, incluso «antes de haber aprendido». Natàlia llenaba diarios ya desde muy niña. Para Adriana, escribir es algo más visceral: «Siempre me ha gustado inventar historias, pero no puedo ponerle fecha, simplemente es algo que forma parte de mí». Sus razones son lo de menos: lo importante es que estas mujeres escriben y comparten con nosotros lo que escriben. Porque, siendo sinceros, necesitamos leer sus historias casi tanto como ellas necesitan escribirlas.

Mari Ropero - EditaloContigo - ok

La escritora Mari Ropero en la Feria del Libro de Madrid con dos de sus tres novelas

No se me ocurre mejor manera de explicar el porqué de esta necesidad que hablándoos sobre una serie que empecé y terminé de ver la semana pasada en Netflix: Everything sucks. OJO: ¡SPOILERS! Una de los protagonistas es Kate. Oh, Kate: con catorce años se enamora locamente de otra chica. Y está llena de dudas y de miedos, como es lógico (adolescente lesbiana en los 90…). Pero, una noche, en un concierto de Tori Amos, ve entre el público a dos mujeres besarse, y… magia: Kate ya tiene un referente y sabe que lo que siente no es nada malo.

Y es que sentirse representado es fundamental. Hace unos años, encontrar referentes era muy complicado; si tenías la suerte de tener Internet en casa (y te dejaban usarlo con libertad), podías leer fan fiction, sobre todo, y, con suerte, ver algún vídeo. Pero la visibilidad LGTBI ha dado pasos de gigante en los últimos años: cada vez vemos más personajes homosexuales (y, poco a poco, bisexuales) en el cine, en la televisión y en el teatro; y, aunque a veces parece que estén puestos ahí para llenar un cupo, lo cierto es que contribuyen enormemente a una visibilidad que es importantísima. Pero, y a los que nos gusta leer, ¿qué? Esos tenemos la literatura LGTBI, que es más que una etiqueta: es el lugar en el que nos encontramos todos los que gustamos de leer sobre nosotros mismos.

A lo mejor el problema está en que estamos llamando «etiqueta» —con todas las implicaciones negativas del término— a lo que deberíamos llamar género; novela romántica, novela de misterio, novela rosa, novela histórica… y novela LGTBI, sin más.

Adriana Marquina, autora de Bendita Gloria

Adriana Marquina, autora de Bendita Gloria

El tema de las etiquetas es peliagudo. ¿Son buenas o son malas? ¿O deberíamos huir de posiciones tan maniqueas? «Las etiquetas te limitan, pero también te especializan —dice Gemma—, te focalizan ante un público, pueden ayudarte a vender mejor (que no más) la obra…». A lo mejor el problema está en que estamos llamando «etiqueta» —con todas las implicaciones negativas del término— a lo que deberíamos llamar género; novela romántica, novela de misterio, novela rosa, novela histórica… y novela LGTBI, sin más. Sea como fuere, «etiquetar» un libro, enmarcarlo en un género determinado, es una forma de acercarlo a un lector ávido de historias que le hagan sentir y vibrar.

Aunque ninguna de nuestras escritoras tiene problemas con que la «etiqueten» dentro del género LGTBI, sí insisten en que, ante todo, son escritoras, sin añadidos. Y escriben sobre cosas que conocemos y sentimos todos. «Yo he tenido la suerte de encontrarme con tres historias maravillosas de mujeres —comenta Mari—, con los miles de conflictos y miedos que tenemos todos: mujeres y hombres». El problema, afirma Natàlia, es que la gente «no vea más allá de esa etiqueta, sería muy simplista». Y tiene razón: para leer una novela negra no necesitamos tener un historial criminal, ni los que hemos leído y disfrutado con El Hobbit coleccionamos anillos. Si te gusta leer y te interesan los sentimientos y las relaciones humanas; si te interesa la vida, entonces estos libros también son para ti, te definas como te definas. Dicho esto, la función normalizadora y de visibilización que ejerce en la sociedad la literatura LGTBI es innegable: cualquiera de las novelas de estas cuatro escritoras manda un mensaje claro: en palabras de Adriana, «no pasa nada, es normal y sí es amor lo que sientes». Un mensaje que, tristemente, aún es necesario.

«Mi percepción es que en la literatura quizá estamos un paso atrás. En la televisión y en el cine es más fácil que un personaje LGTBI tenga visibilidad, que se le reconozca, que les shippeen…», opina Natàlia. Sin embargo, este panorama está cambiando a pasos agigantados gracias a Internet y a las redes sociales; ahora es todo mucho más fácil. «Si tienes acceso a Internet —dice Gemma—, puedes indagar un poco y encontrar obras de autoras autopublicadas que difunden y venden su trabajo por la red». Adriana sí buscó referentes en la literatura en su momento y, aunque no le resultó fácil, los encontró; aunque reconoce que ahora es más habitual dar con personajes que son homosexuales, pero cuya pertenencia al texto no tiene nada que ver con su condición sexual. Es decir, la literatura LGTBI existe, está cada vez más consolidada y, por suerte, es cada vez más fácil acceder a ella. Para Mari, estas historias LGTBI cumplen un papel muy importante y sus autoras tienen cierta responsabilidad, «nuestros personajes son necesarios para descartar prejuicios que todavía caminan a nuestro lado».

Mari Ropero: «Nuestros personajes son necesarios para descartar prejuicios que todavía caminan a nuestro lado».

Natàlia Cremades, autora de Ella es Mía

Natàlia Cremades, autora de Ella es Mía

En EdítaloContigo nos gusta pensar que tenemos algo que ver en esa labor de normalización tan importante que hacen estas autoras. Muchas de ellas son noveles o tienen dificultades para ser publicadas por editoriales convencionales, así que la autopublicación les da la merecidísima oportunidad de sacar adelante sus libros. Gemma lo tiene claro: «si no fuera por la autopublicación, no sé si podría haber visto la luz más que una cuarta parte de la literatura LGTBI». Y eso sería una auténtica lástima, porque las novelas de estas mujeres, más allá de géneros y etiquetas, contienen historias que hablan sobre todos, mujeres y hombres, gays y heteros, pequeños y grandes. Son buenas historias, en definitiva, sobre personas.

Y parece que estamos de suerte, porque nuestras cuatro autoras han confesado tener proyectos entre manos: Mari, un cuento infantil; Gemma, una novela distópica y otra que vendría a completar una trilogía que comenzó con A la luna de Valencia; Natàlia, la segunda edición de Ella es Mía, que verá la luz en marzo; y Adriana está en un momento en el que tiene todos los proyectos del mundo (¡queremos leerlos!). Desde EdítaloContigo os animamos: escribid, escribid y escribid. Y ojalá seamos nosotros los que os ayudemos, una vez más, a publicar vuestras historias. Gracias.

Diversitrópolis. Celebrando la segunda edición de nuestro cuento infantil

Diversitrópolis. Celebrando la segunda edición de nuestro cuento infantil

We-Editalocontigo

Paco Melero. Editor

 

Hablamos con Paco Melero, editor de EdítaloContigo Editorial, sobre la reciente publicación de DIVERSITRÓPOLIS, un cuento infantil que en apenas dos meses está en su segunda edición.

PREGUNTA: Este encuentro se produce alrededor de una obra, un cuento infantil, DIVERSITRÓPOLIS. Empecemos por las presentaciones: ¿quién es su autor?, ¿qué puedes decirnos del cuento?

EDITOR: La autoría de este precioso título no recae en una sola persona, sino que son tres los creadores que han llevado a cabo el contenido que los más pequeños encontrarán en el interior de sus páginas: Ana Belén Castilla Pérez, Luis Miguel Castaño Hierro y las ilustraciones de Auxiliadora Martínez Ruiz. Sí es cierto, además de una entrañable alegría, que Luis Miguel Castaño Hierro ya ha publicado en más ocasiones en Editorial EdítaloContigo. En concreto, publicó otro cuento infantil, La montaña azul, que está teniendo un recorrido fantástico, se ha reimpreso en cinco o seis ocasiones y está en su tercera edición. De hecho, hubo que sacar una tirada exprés para su venta en el Rastrillo Nuevo Futuro de Sevilla, hace unos días.

Cartel - web

Volviendo a DIVERSITRÓPOLIS, diré que es una historia que habla de la diversidad entre personas y cómo su naturalidad mejora el mundo. Todo ello en un lenguaje que los niños puedan entender e interiorizar. Esta diversidad no desciende sobre un aspecto concreto, sino que es mucho más ambicioso, es una cuestión de actitud ante todo. Por otra parte, la trama ocurre en una nave espacial y en un viaje entre mundos diferentes… que no incompatibles por el hecho de mostrarse distintos. Esa es la clave que los tres autores han sabido tocar y que tan buena melodía desprende.

PREGUNTA: ¿Cuál fue la impresión del equipo editorial cuando os llegó el texto?

EDITOR: Bueno, ten en cuenta que ya conocíamos a Luis Miguel Castaño Hierro y que el éxito de su anterior publicación, La montaña azul, era una garantía de expectativas. Luego todo ello se confirmó, contando además con la aportanción de Ana Belén Castilla y los preciosos trazos de Auxiliadora Martínez. En realidad, en seguida que llegó el manuscrito y las imágenes a la editorial lo revisé y fue muy emocionante descubrir que teníamos por delante una nueva oportunidad de realizar una labor que nos encanta y que además nos hace disfrutar mucho.

Por otra parte, es importante señalar que todo esto que describo transita en doble dirección. Es decir, Luis Miguel ya había trabajado con EdítaloContigo y había quedado muy satisfecho, por lo tanto debíamos acoger el reto de superarnos a nosotros mismo: eso es tan emocionante como perturbador.

Autor - web-editalocontigo

Luis Miguel en Nuevo Futuro. Sevilla

PREGUNTA: ¿Cómo es el día a día de la edición de un cuento infantil como DIVERSITRÓPOLIS?

EDITOR: Es un trabajo muy hermoso, esa es la realidad. No sé muy bien cómo explicar lo que ocurre en EdítaloContigo, es algo fantástico y que hemos conseguido hacer entre todos. Me refiero a que en el equipo de la editorial tenemos la sensación de que solo trabajamos con una obra cada vez, aunque en ese momento estemos afanados en varias. DIVERSITRÓPOLIS es un claro ejemplo de ello. A mí, como editor, me toca analizar la edición, detectar necesidades y repartir tareas para cubrirlas. Luego me toca revisar esa labor e ir ensamblando el trabajo de muchos en un proyecto único y unitario; y esto con cada edición. Sin embargo, cuando nos reunimos, advierto que el diseñador conoce el texto, que el corrector sabe perfectamente dónde va cada imagen, que el maquetador ha hablado con el corrector para sugerirle esta u otra idea y que en el departamento de comunicación han enviado una lista de posibles mejoras que nada tienen que ver con su obligación pero lo convierten en una responsabilidad. Trabajar así no tiene precio.

PREGUNTA: ¿Cómo has conseguido llegar a ese punto de complicidad profesional en tu equipo?

EDITOR: Esa pregunta es muy fácil de responder: por una cuestión personal de cada uno de los que trabajan en la editorial. Esa sintonía, más allá de lo profesional, es pura generosidad y entusiasmo por parte de los profesionales que tengo la suerte y el privilegio de dirigir.

Volviendo a DIVERSITRÓPOLIS, nuestro cuento, en seguida que organicé el trabajo, cada uno estaba en su labor y aportando ideas y apoyo al que había de llevar a cabo el siguiente paso.

PREGUNTA: ¿Cómo crees que verán los más pequeños este título?

EDITOR: Bonito y con mucho interés. Todos los que hemos colaborado, en el proceso que sea, en la edición de este cuento, hemos intentado y conseguido poner lo mejor de nosotros mismos para que el niño que abra sus páginas diga, sencillamente: ¡Qué chuli! ¡Mira lo que dice!

Además, ya tenemos la experiencia de La montaña azul, donde muchos padres han llamado para preguntar dónde conseguir el cuento. Quiero decir que DIVERSITRÓPOLIS está creado, ilustrado, editado y publicado para disfrute y aprendizaje de los niños y tranquilidad de sus padres.

Tercera-editalocontigo-web

PREGUNTA: Volviendo a la pregunta anterior, ¿la realidad de la edición es consensuada con los autores?

EDITOR: Siempre, siempre, siempre; radicalmente. Cuando hablo con los autores, en este caso Luis Miguel, ya les anticipo que en esta editorial no nos dedicamos a ser una mera cadena de producción, sino que el autor tiene que participar activamente a lo largo del proceso y cuando este lo requiera. De hecho, en el caso de DIVERSITRÓLIS eran tres los autores que debían participar; y lo hicieron. Hubo que hacer cambios, rehacer lo hecho, proponer modificaciones y nunca, nunca lo vimos como un problema o un retraso sino como una oportunidad de mejora. Además, el maquetador de este texto, nuestro gran amigo Santi Carratalá, era el primer entusiasta con cada mejora que se iba introduciendo.

PREGUNTA: Acaba de salir a la venta la SEGUNDA EDICIÓN de este título. Imagino que es una satisfacción este hecho para un editor.

EDITOR: Bueno, en realidad no se trata de autocomplacerse, sino de advertir que se tomaron buenas decisiones en la edición y de que además los autores han sabido abrirse paso en el difícil mundo de la venta de libros. No es mérito de la editorial más allá de su trabajo, sino de los autores, que han creído en sí mismos y en la edición que han sacado al mercado.

Insisto, el mérito es del autor y yo, como editor, lo que hago es agradecer que comparta conmigo esa alegría. Es impresionante la labor de un autor y este puede estar seguro de mi apoyo en la promoción en Redes, carteles, invitaciones, orientación, etc.

Por supuesto, Marta Vega, nuestra responsable de comunicación, sí tiene que ver en la divulgación de las obras, por lo que también extiendo mi agradecimiento hasta su profesionalidad.

PUEDES ADQUIRIR ESTA OBRA PINCHANDO AQUÍ

Agradecemos a Paco Melero este ratito en medio de su trabajo y nos quedamos con las ganas de leer DIVERSITRÓPOLIS. Por cierto, nos encanta su cubierta.

Cinco años de trato con grandes de la literatura

Cinco años de trato con grandes de la literatura

Por Paco Melero

 

Me han pedido que escriba sobre la relación que mantengo, como editor, con los escritores que han ido creando, línea a línea, el borde de este bosque de páginas que son nuestras obras publicadas; con las escritoras que han sumergido en contenido literario nuestro calendario —exterior e interior—. Por supuesto, acepto encantado el reto; porque profesionalmente me siento satisfecho de lo que hemos sido capaces de hacer entre todos y porque personalmente me he vinculado de una manera muy especial a mis escritoras y mis autores —uso el posesivo en clave de complicidad escritor-editor.

En el mes de junio hará cinco años, un día 13, que como de repente, una idea tomó nombre, forma, capacidad y mucha… una inmensa ilusión. Sobre la autopublicación de obras literarias se cernía un lastre enorme —sigue ahí, desgraciadamente— y el equipo de esta editorial quiso poner su grano de arena. El lastre era el poco cuidado que las editoriales de autoedición ponían en la publicación de las obras que se les encargaba. Nuestra perspectiva era promover un tipo de ediciones cuidadas al detalle para que no hubiera diferencia entre una obra publicada en una editorial convencional y una autopublicada. Para ello, trazamos un proceso lento, trabajado, consensuado con cada autor y que midiera todos los matices que entran a formar parte de una obra publicada con calidad y dignidad.

De ahí, y siguiendo con el propósito de estas líneas, surge algo maravilloso y muy esperado: un elenco de relaciones personales con los protagonistas absolutos de esta casa editorial, sus escritores y sus escritoras, así como sus títulos escritos y publicados en EdítaloContigo Editorial.

Hoy, casi cinco años después, mantengo una relación personal inmensamente bella con estos autores. Por supuesto, he de decir que con algunos de ellos y ellas mantengo una preciosa y bonita amistad que va más allá de lo profesional.

No quiero dejarme llevar y abrumar por los recuerdos y sus complacencias, pero sí voy a señalar que, en mi profesión como editor, nadie me ha enseñado más que los propios escritores. Ellos, además de una fuente de inspiración y talento, son una mina de oro puro de formación, de puesta al día, de excelencia profesional.

Por eso, quienes conocen esta casa lo saben, siempre estoy al otro lado del correo electrónico o del teléfono. Nunca, jamás, por más ocupado que pudiera estar, he delegado el trato con los escritores —ni siquiera con aquellos que buscaban orientación exhaustiva y que sabía de antemano que no se iban a quedar con nosotros—. Ese fue mi compromiso el primer día de andadura de esta editorial y así ha permanecido hasta hoy.

Por ello, no tengo otra opción que dar las gracias a todos cuantos me han enseñado mucho, a los que han ido corrigiendo mis errores, a los que me han mostrado un matiz al menos y también a los que me hicieron ver lo que no debe hacerse entre personas de cultura. A todos y todas: GRACIAS.

Llevo cinco años, casi, tratando con grandes escritoras, con enormes creadores y con personas de las que tengo el más vivo convencimiento que mejoran el mundo.

Espero y deseo estar a vuestro servicio mucho tiempo más.

Poesía autopublicada. Crecer es mucho más que ir envejeciendo. José Anselmo Oruj

Poesía autopublicada. Crecer es mucho más que ir envejeciendo. José Anselmo Oruj

Por Editorial EdítaloContigo

Siempre hemos creído en “el poder curativo de la poesía”, por eso en la Editorial EdítaloContigo trabajamos y disfrutamos de hacerlo cada vez que nos afanamos en la publicación de un poemario. Además, por una cuestión o por otra, a este tipo de ediciones siempre les rodea circunstancias especiales, distintas, atrayentes… una sensibilidad muy característica dentro de lo inusual. Es como si la poesía fuera un plus a lo que tiene ya de plus la realidad en sí misma.

El último poemario autopublicado por EdítaloContigo pertenece a la autoría de José Anselmo Oruj, un aragonés comprometido con la cultura de su tierra, encandilado con quienes han sido y siguen siendo referentes en la ciencia, la música, la filosofía, la literatura y todas las artes en general. Por ello, nuestro querido poeta, ha ido “versando” la vida y obra de cada uno de sus intelectuales de referencia en lo que se ha venido a titular Trescientos aragoneses ilustres (Editorial EdítaloContigo, 2017).

Queremos rendirle una encendida ovación por muchos motivos: porque a sus muchos, muchos años, transita por la vida con una inquietud que ya quisieran los jóvenes (en años), porque comparte un trato afable y precioso con el equipo de esta editorial, porque da gusto hablar con una persona que solo ve ganas de soluciones en cada dificultad… para escribir, para publicar, para dar a conocer su obra.

Por esta razón creemos que merece nuestra más sincera enhorabuena y nuestro aplauso más literario. De hecho, todo cuanto decimos aquí ha tenido su correspondencia real en la presentación de su libro con un éxito rotundo, en sus entrevistas en la Cadena Ser y en su próxima aparición en la Televisión de Aragón (próximo 15 de febrero de 2018 a partir de las 18:00).

¿Su poesía?, una delicia. Emparentado con la tradición de verso corto español, no deja de sorprender su finura cotidiana, su coloquial manera de trasmitir lo sublime y la humildad que reside en su admiración por lo inaudito de aquellos de quienes habla…

Por todo ello, y con el mayor de los respetos, hoy damos las gracias a nuestro poeta JOSÉ ANSELMO ORUJ por confiar en EdítaloContigo y por permitirnos estar cerca de su persona y de su poesía.

Este artículo lo suscribe todo el equipo editorial de EdítaloContigo