Rocío Serrano o el poder de la escritura. Entrevista por Luis Leante

Rocío Serrano o el poder de la escritura. Entrevista por Luis Leante

Rocío Serrano o el poder de la escritura

Por LUIS LEANTE. Escritorhttp://www.luisleante.com/obra-literaria/novelas/

 

Cuando era niña, Rocío Serrano quería ser piloto de aviones militares: cazas, bombarderos y cosas así. Se estuvo preparando en firme para conseguirlo, pero 1 centímetro de altura fue suficiente para truncar aquel sueño, el único sueño truncado. Quizá por rabia, quizá por vocación, decidió estudiar Ingeniería Industrial y se especializó en electrónica, concretamente robótica y autómatas. Rocío, además de ingeniera es salmantina, asturiana y andaluza, bailarina clásica, conversadora vocacional, lectora impenitente, letraherida, madre de tres hijos, luchadora, soñadora y aficionada al deporte, a todos los deportes excepto al golf. Tiene voz de mujer y rostro de niña. Habla como si estuviera narrando, con orden o sin él según la circunstancia. Mientras me cuenta todo esto, parece que no esté hablando de ella, sino de otra persona que también se llama Rocío y tiene sus mismos apellidos. A ratos se sirve el té, a ratos lo bebe y a ratos habla, pero en ningún momento pierde el hilo de lo que está haciendo o diciendo.

Desde que tiene uso de razón, Rocío se recuerda leyendo un libro o viendo una película, dos de sus mayores pasiones que han ido creciendo con los años, con los treinta y un años que tiene, debería decir. Le pregunto por sus gustos literarios y por sus autores favoritos. A Rocío le gusta leer de todo, o mejor dicho, hay pocas cosas que no le guste leer. En su biblioteca, que cuida con esmero, se juntan Cortázar y Hemingway con las novelas románticas de Harlequín. Me confiesa que cuando empieza un libro busca historias que le enganchen; si no hay una historia potente, el libro se le cae de las manos, pero también quiere que el libro la haga pensar, que le plantee cuestiones y retos intelectuales, que le llegue al corazón.

Mientras hablamos de ella y de sus aficiones literarias, su primera novela está siendo sometida a la última revisión técnica antes de entrar en imprenta. Se titula Solo por él, y la historia de más de 500 páginas surgió de un sueño que tuvo mientras veía, o dormitaba, uno de los partidos de la Selección Española en el Campeonato Mundial de Fútbol de 2010. La miro por encima de las gafas, por si no he entendido bien. ¿Me lo puedes repetir?, le digo. Y ella me lo cuenta como si fuera, otra vez, una historia que le ha sucedido a otra persona. Los sueños siempre han estado muy ligados a su relación con la literatura. No es la primera vez que escribe algo que ha soñado antes.

Rocío me explica que hace seis años, durante el reposo al que la obligaba su embarazo de alto riesgo, escuchó en un duermevela placentero el nombre de un futbolista español que se le quedó grabado en el subconsciente. Esa noche soñó el comienzo de la novela. En realidad aún no sabía que era una novela. Cuando despertó al día siguiente, el sueño seguía ahí, como un dinosaurio. Y ahí siguió varios días y varias semanas. El sueño, conviene explicarlo, era la historia de Julia, hermana de un jugador de fútbol cuya vida se encontraba en una encrucijada vital. Rocío se metió en la piel de Julia y comenzó a darle vida, aunque a veces era Julia la que cobraba vida sin ayuda. Fue algún tiempo después cuando Rocío comprendió que aquello era en una novela: su primera novela.

A Rocío le cuesta ponerle una etiqueta a Solo por él. Lo más que se atreve a decir es que se trata de una historia con elementos románticos, de thriller, de novela negra en la que se mezcla el terrorismo, el espionaje y la superación personal, con algún toque erótico. Yo tampoco me atrevo a definir este género. La novela duró lo que dura un embarazo, que habría dicho Joaquín Sabina si hubiera conocido a Rocío antes de escribir aquella canción. ¿Qué se puede decir más de esta historia sin desvelar ningún secreto, pues los hay y muchos? Se puede decir que sus Lectores Cero la acogieron con entusiasmo. Sus Lectores Cero, son su amiga Paula, que prefiere el café al té, un montón de amigos y otros lectores totalmente desconocidos con los que contacta a través de las redes sociales, donde Rocío se mueve como pez en el agua, o como ingeniera en el lenguaje de procesadores, se podría decir.

Hace poco más de dos años, animada por las críticas, Rocío Serrano decidió intentar suerte en el complejo mundo editorial. Hubo de todo, como en botica, y de aquellas respuestas, silencios, propuestas leoninas y hasta algún que otro aprovechado, Rocío se decidió por la autoedición. Y eligió EdítaloContigo, dirigida por Paco Melero. ¿Por qué? Por el trato, por la franqueza con que le hablaron, por la trayectoria de la editorial, y porque algo le dijo —seguramente la intuición— que aquella gente amaba los libros tanto como ella.

La novela saldrá en septiembre. ¿Y qué hay de la distribución? Rocío Serrano me contesta de nuevo como si la que está preocupada por esas cuestiones fuera otra Rocío, y no ella. El libro estará a la venta en varias librerías de Murcia y, además, se podrá comprar a través de su página web (rocioserranopinto.com) y la página de la Editorial (editalocontigo.es) una vez se haya completado el proceso de publicación.

Rocío me cuenta muchas más cosas: que lucha por la igualdad entre hombres y mujeres, pero no simpatiza con los movimientos feministas; que pertenece al Club de las Malas Madres; que no se pone máximos ni mínimos en su carrera literaria; que pretende transmitirles a sus hijos la pasión en hacer las cosas; que sus raíces son cántabro-asturianas-andaluzas; que sale a correr al amanecer cada vez que puede; que consigue terminarse un libro cada tres días; que va todos los domingos al cine; que le gusta la novela negra; que mucha gente sabe escribir, pero no todos saben narrar; que es aficionada al fanfic; que nació el día de los Reyes Magos y que uno de sus libros favoritos es El viejo y el mar. Pero es posible que todo eso no tenga nada que ver con su novela, aunque yo llevo sospechando todo el rato que sí.

Crónica de una lucha. Laura Díaz para TV Local Madrid

Crónica de una lucha. Laura Díaz para TV Local Madrid

El pasado 9 de junio tuvo lugar en el Consejo de las Mujeres del Municipio de Madrid la presentación del libro “Prostitutas del sistema” de la escritora canaria Laura Díaz, quien estuvo acompañada en la mesa de presentación por la periodista y responsable de comunicación del Consejo de las Mujeres, Lola Pérez Carracedo, y Francisco Melero, Editor de EdítaloContigo.

“Prostitutas del sistema” es un grito trazado sobre papel para que el mundo entero escuche la voz de las mujeres, para que los asesinatos machistas dejen de quedar impunes y para que nadie tenga que representar a ninguna mujer, pues el mero hecho de ser mujer ya es o debería ser suficiente para ser al menos significativo.
Y así sucede en esta historia donde la protagonista no narra una historia propia sino una historia que pertenece a tantos años de lucha por una justicia que no llega.

La propia autora ha compartido unas palabras con nosotros:
“Detrás del resultado de mi libro está el extraordinario trabajo y profesionalidad de mi Editorial EdítaloContigo y de mi Editor Francisco Melero. Para hacer real un proyecto por supuesto que es necesario el empeño y el trabajo del escritor, pero nada de esto tendría sentido si no existiera el punto certero y preciso que otorga una editorial, y en mi caso encontré a grandes profesionales pero más aún a una persona que me ha dado su total apoyo y la complicidad que nace del respeto mutuo y las pinceladas del cariño.
Gracias por hacer realidad este proyecto y sobre todo por esa cercanía y afecto.

Agradecer al Consejo de las Mujeres por tan entrañable acogida y tener el privilegio de disfrutar de la compañía y el trato de mujeres tan luchadoras y llenas de ternura.

Gracias también a la colaboración de Amor de Madre Agencia de Publicidad y Té Valle Gourmet.

Y por supuesto quiero agradecer la cobertura que me ha brindado Local Tv Madrid Centro, en especial a Mónica García Sempere, por dar difusión a través de sus medios y redes, además de transmitirme y compartir ese trato tan humano y tan especial que ha tenido conmigo.”

Tal y como podemos leer en la sinopsis del libro, “Conmueve, y altera…” porque a medida que nos adentramos en la lectura, casi nos vemos obligados a detener el mundo para seguir el ritmo que marca la protagonista, y así, tal y como indicó el mismo Editor, “pareciera que estamos bailando en una guerra”.
La violencia de género es una muerte silenciada pero que a partir de esta historia ya no hay lugar para más silencios y es como se desencadena un abrumador grito que hace de las heridas un nuevo fragmento del mundo.
Os invitamos a la lectura y por supuesto a llenar de más fragmentos cada espacio que habitemos.

«Yo aprendí a esquivar los golpes, a romper cadenas. Olvidando cualquier fragmento de dolor, me perdí y nadie me buscó. Hasta que abrí nuevos pensamientos y escribí cada uno de ellos, hasta que asesté una única puñalada a cualquier desafío…»

LEER EN EL SITIO WEB: http://www.madridcentrotvl.es/blog/entrada/12647/La-escritora-Laura-Daz-present-en-Madrid-su-novela-Prostitutas-del-sistema

Entrevista a la diseñadora gráfica Ana García

Entrevista a la diseñadora gráfica Ana García

Ana García acaba de aterrizar en el equipo que conforma la Editorial EdítaloContigo. Si el azar vital hizo que editorial y diseñadora gráfica se conocieran, fue la pasión por la edición de los libros, y el afán profesional, quien los llevó a iniciar esta nueva andadura. Ana García conoce muchísimo de todas las cuestiones técnicas relacionadas con la maquetación de libros, diseños, etc., por eso estamos convencidos de su labor. Además, pone todo su empeño para acaparar la atención de todos los detalles de edición. Desde aquí queremos darle una calurosa bienvenida, seguros de que encajará perfectamente en la editorial, en su filosofía de calidad, en su amor por las obras literarias.

PREGUNTA: Ana, hace muchos años que te consolidaste como profesional del Arte Gráfico… cuéntanos en qué consiste tu trabajo en la editorial.

RESPUESTA: Lo primero de todo es agradecer a Paco y a todo el equipo de EdítaloContigo la calurosa bienvenida y el trato tan amable que he recibido desde el primer día. Me siento muy afortunada. Te respondo: como encargada de lo que llamamos “arte”, tengo que maquetar (esto es, dar forma) a los manuscritos de los autores, ya revisados, que normalmente vienen en archivos de Word. Tras pasar por mis manos tendrán forma y organización de libro, pero aún están digitalizados. Cuando tenemos todo aprobado por el escritor, genero un archivo especial para imprenta y ahí comienza el proceso de reproducción. Lo mismo hago con las cubiertas. Dependiendo de la temática y del argumento de la obra, se piensa en un diseño que genere interés, que despierte la curiosidad del potencial lector y que sea estéticamente atractivo. A veces los escritores tienen ya una idea muy definida de lo que quieren, aunque se suelen dejar orientar. Al final de esta fase también se genera un archivo especial para imprenta, igual que hacemos para el interior.

PREGUNTA: Hace muy poquitas semanas que iniciaste tu labor en la Editorial EdítaloContigo, ¿cuáles son tus expectativas? ¿Qué valoración personal y profesional haces de tu experiencia hasta ahora?

RESPUESTA: Lo que yo espero con mi trabajo en la Editorial EdítaloContigo es que se produzca un crecimiento hacia arriba tanto de las experiencias profesionales que ya tengo, como de las relaciones personales que estar aquí me pueden suponer. Hasta ahora, cada libro ha sido un nuevo reto, una nueva experiencia de la que he aprendido, y un producto del que me siento orgullosa. Por otra parte, trabajar con Paco Melero es muy fácil porque procura facilitarme mucho las cosas y es muy profesional, además de una persona excelente que se preocupa de verdad por los autores. Le encanta este trabajo, al igual que a mí, y por eso yo creo que la relación es tan buena y satisfactoria. En resumen, lo vivido hasta ahora ha sido muy positivo.

PREGUNTA: Resulta sumamente interesante la perspectiva que por tu trabajo tienes de las obras literarias que llegan a la editorial. Tu labor profesional comienza una vez que los textos están editados y corregidos, ¿sientes la responsabilidad de que lo que tienes entre manos es el trabajo y el esfuerzo de un escritor a veces de años?

RESPUESTA: Por supuesto. Lo sé de buena tinta porque de mayor yo también quiero ser escritora. Para mí la creación literaria va más allá de un mero contar cosas o poner una palabra detrás de otra. Creo sinceramente que en los libros los escritores dejan partes de su alma, que recogen todos aquellos que los leen. Ese momento de encuentro entre dos personas que pueden estar incluso en dos planos espacio-temporales distintos se produce a través de ese objeto que llamamos libro, y que actúa como nexo de unión. De ahí la importancia de la forma. Deberá facilitar que el contenido, que es lo verdaderamente esencial, llegue a su destino de una manera bella y lo suficientemente elegante como para ser discreta y que no se note que está aunque esté.

PREGUNTA: La Editorial EdítaloContigo se esfuerza por llevar a cabo un trabajo serio, profesional y acorde con lo que los escritores esperan de sus publicaciones, ¿en qué consiste una buena maquetación profesional?, ¿qué la distingue de un trabajo mediocre?

RESPUESTA: Pues más o menos te lo he contestado arriba, pero veo que me preguntas por algo más técnico. Para mí, lo más importante es que la maquetación pase desapercibida hasta un cierto punto. Esto suele ocurrir cuando escogemos fuentes que sean adecuadas para la lectura, fuentes con un buen diseño que no cansen la vista. No deben tener un tamaño ni muy grande ni muy pequeño para el ancho de columna con el que contamos. Hay que pensar en los espacios en blanco que debe haber, es decir, márgenes, interlineas, separación de capítulos, páginas en blanco al inicio y al final… El texto tiene que “respirar” y estar adecuadamente presentado. En las cubiertas siempre tenemos algo más de libertad, pero también se respetan ciertas convenciones para que la labor informativa de esta parte del libro sea eficaz y refleje adecuadamente el tono con el que queremos dirigirnos al lector.

PREGUNTA: Lógicamente, casi no te ha dado tiempo a aterrizar en la editorial. Sin embargo, ya has realizado algunos trabajos de edición completos y estás inmersa en otros, ¿qué te han parecido?, ¿llama tu atención conocer los textos que estás maquetando?

RESPUESTA: Pues de momento, han sido libros de temáticas muy diferente y poco parecidos entre sí. Lógicamente, yo no puedo leer el texto en su totalidad, y de ahí la importancia de la comunicación con Paco. Él es el que mejor me orienta sobre el contenido del libro, yo le pregunto todas las veces que hace falta, probamos una solución, otra, implicamos al autor, y así vamos consiguiendo que el producto visual sea el mejor posible. También es cierto que no puedo evitar leer lo que tengo entre manos cuando estoy trabajando, y lógicamente esto también me ayuda a clarificar por dónde tengo que ir.

PREGUNTA: Tenemos una curiosidad: nos gustaría saber, dada la ingente cantidad de detalles que hay que tener en cuenta para realizar una maquetación profesional, dónde está la mayor dificultad en tu trabajo.

RESPUESTA: No hay realmente una dificultad específica. Una vez que se conoce la herramienta informática lo complicado es utilizarla, como te he dicho antes, de manera que sea la mejor voz del autor. Como tú bien dices, hay que tener en cuenta muchos detalles que no se pueden pasar por alto, eso quizá sea lo que más me cuesta al final: que no falte ni sobre nada, que todo esté en su sitio, que haya quedado todo bonito, que los tamaños sean los que tienen que ser…

PREGUNTA: Y continuando con las curiosidades… ¿cómo es el entendimiento con un editor? ¿Cómo se produce esa milagrosa simbiosis entre texto narrativo y técnica gráfica para que el resultado sea una buena edición literaria publicada? ¿Es cierto que ha de haber buen entendimiento para que ese resultado pueda darse?

RESPUESTA: Pues como en todos los aspectos de la vida, lo importante es la comunicación y que todos los implicados en una tarea trabajen con la vista puesta en una misma dirección. En mi caso, creo que también ayuda mi propia visión del mundo editorial, en el sentido de que necesito de la lectura para encontrarme bien, me encantan los libros como objetos en sí y me parece que encierran una belleza que va mucho más allá de lo puramente funcional. Si entro en una librería puedo estar horas mirando y curioseando, no noto el pasar del tiempo. Lo mismo que me ocurre cuando estoy inmersa en una lectura que me tiene atrapada. Así que fíjate lo contenta que estoy de poder poner lo que sé de maquetación y diseño al servicio de este trabajo que gira en torno a los libros. En eso coincidimos Paco y yo claramente, y además a nivel personal hemos conectado muy bien, así que las cuestiones técnicas se resuelven con relativa facilidad.

Ana es amable y de muy buen carácter, pero además una amalgama de conocimiento desplegado en las jornadas de trabajo. Además tiene un radar para las dificultades, puesto que no se le termina de plantear un problema cuando te expone, con toda naturalidad, las distintas soluciones. Desde la coordinación de la editorial no tienen duda de esta nueva incorporación, de ahí el convencimiento de que trabajaremos mucho en la calidad y en el tiempo.

Paloma Alonso González-Ruano, un “romance literario” con su editor

Paloma Alonso González-Ruano, un “romance literario” con su editor

En algunas ocasiones, el «grueso de lo vivido» forma parte de la anécdota; de una anécdota detrás de la otra. Cuando así sucede… la sensación es maravillosa. Me gustaría dejar reflejado mediante palabras escritas —mi hábitat natural— que esto es exactamente lo que me ha ocurrido con la escritora Paloma Alonso desde la primera vez que hablamos por teléfono.

Una suerte de «romance literario» nos surca por el terreno de la voz cuando, por la razón que sea, los kilómetros que nos separan se ponen en camino telefónico y…

—Hola, Paco, perdona que te llame. No quiero molestar, que sé que siempre estás muy liado.
— Paloma, ya te he dicho que no molestas. Llámame siempre que quieras.
—Ya, pero yo sé que tienes mucho trabajo y no quiero entorpecer tu tiempo.
—Que no molestas, Paloma. Además, aprovecho tu llamada para salir del despacho a la terraza…
—Pues mira, Paco, que me estaba preguntando si…
—¡Anda, Paloma! No se me hubiera ocurrido a mí…
—…
—…
http://editalocontigo.es/wp-content/uploads/2016/06/NYC.jpg
—Un beso, Paco. Cuídate y no descuides tus cosas por el trabajo, ya lo sabes.
—No te preocupes, Paloma, que la vida ya me lo da a medida, afortunadamente.
—Un beso.

Y así se recomponen las sílabas habladas, formando emociones mentales que transitan cada vez más cerca: a lo alto, a lo ancho y a lo profundo.

La confianza que Paloma ha puesto en la Editorial EdítaloContigo es proporcional a la seguridad que esa misma confianza nos otorga en nuestro trabajo de edición. Ya antes de imprimir ¡Ni lo sueñes!, su magnífica y primera novela publicada en EdítaloContigo, ya quería esta escritora enviarme la segunda para publicarla. Evidentemente le dije que no, que primero viese el resultado completo de mi primer trabajo y según eso decidiese entregarme el segundo… como así ha sido.

Y en ello estoy, en manos de un «romance literario» que tantos momentos espléndidos me ofrece. La segunda novela de Paloma, ¡Aplauso!, promete estar tan bien escrita como la primera, pero además me dará la oportunidad de «seguir saliendo a la terraza» en un vaivén de preciosos momentos sin precio, con mucho valor, para un editor y para una escritora que, excelencias literarias al margen, sencillamente han sabido silabear aquello de… caerse bien.

Gracias, Paloma, por cederme una vez más tus derechos de autor de sentimientos y permitirme publicar esto.

Paco Melero. Editor de la Editorial EdítaloContigo.